NINGÚN PROMOTOR TAURINO SE HA REUNIDO CON LA CARM

La Junta de Andalucía permitirá, a partir del próximo domingo 21 de junio, una vez que el Gobierno de España levante el estado de alarma, la celebración de espectáculos taurinos en la comunidad autónoma con la presencia de público.

El Gobierno andaluz establece un 50% del aforo máximo en las plazas de toros de la comunidad autónoma y el mantenimiento de la distancia de seguridad entre espectadores. En el caso de que no se pueda garantizar la distancia, se tomarán las medidas de higiene y prevención establecidas como el uso de mascarillas.

Además, la Junta ha establecido nuevas órdenes administrativas y sanitarias para incentivar la celebración de espectáculos taurinos en plazas de segunda y tercera categoría y plazas portátiles.

Estás medidas pasan por la reducción de gastos para la organización de los festejos y afectan a los seguros, los veterinarios, los caballos de picar, la asesoría de la presidencia en materia artístico taurina y a la eliminación de tasas por servicios administrativos.

A esas medidas para ajustar más el presupuesto de un festejo, se suma el anuncio de las asociaciones de profesionales taurinos de reducirse durante esta temporada el 25% de sus honorarios.

Por todo esto, Andalucía será la primera comunidad autónoma en celebrar festejos taurinos en esta nueva normalidad. A las novilladas de promoción de nuevos valores que organiza la Asociación de Escuelas taurinas “Pedro Romero” y que televisará Canal Sur Televisión desde el próximo mes de julio, se suman ya nuevos proyectos para el mes de agosto en plazas como Osuna, Santisteban del Puerto, Andújar Y Málaga, donde el apoderado de Paco Ureña ha presentado un proyecto a la Diputación malagueña para poder celebrar dos corridas de toros en “La Malagueta”.

El mundo del toro echa a andar tímidamente otra vez, algo debería haber hecho ya hace tiempo, y que para colmo, recordó el Ministro de Cultura en la reunión del pasado miércoles con representantes del mundo del toro.

Dentro del cambio de discurso del Ministro, también estaba su sorpresa. Y es que Rodríguez Uribes trasladó a los representantes que no entendía porque había empresarios que lanzaban mensajes en los medios de comunicación a favor de mantener una temporada en blanco, señalando directamente a Simón Casas.

Andalucía y las comunidades de Extremadura (donde sus plazas podrán acoger el 50% de aforo en julio y el 75% desde el 1 de agosto), y Castilla la Mancha (cuya normativa se asemejará a Extremadura y Andalucía) serán las pioneras de la reactivación taurina.

Una reactivación que se está encontrando el miedo de los alcaldes de los pueblos, que están minuciosamente estudiando la conveniencia o no de celebrar espectáculos taurinos en sus plazas de toros. Por el momento gana el NO.

Además, desde la parte alta del escalafón de matadores de toros, llamados a resucitar la fiesta en las coquetas plazas de nuestra geografía, los empresarios valientes que quieren dar toros no están encontrando demasiada colaboración. Las figuras quieren ir arropadas (nada cambia de lo que sucedía antes de la pandemia), y están poniendo demasiadas pegas a carteles aperturistas que harán más llevaderos, económicamente hablando, los festejos.

MURCIA

En nuestra Región también se permitirá la celebración de festejos taurinos desde el domingo, pero con una restricción de aforo. Solo se podrán llenar el 75% de asientos disponibles, pero con un tope de 500 personas, algo que hace inviable la celebración de festejos, al menos hasta el 15 de julio, fecha en la que la Comunidad flexibilizará o restringirá esa norma, dependiendo de la situación sanitaria en esa fecha.

Sobre este asunto, ElMuletazo.com ha podido saber que, por el momento, ningún promotor taurino se ha reunido con los responsables de la Comunidad para presentar sus proyectos y hablar sobre la normativa del aforo en los festejos taurinos y de medidas que favorezcan su celebración, algo que si han hecho promotores musicales y de otras culturas y manifestaciones artísticas.

La novillada de la “Espiga de Plata” anunciada para el 30 de Julio en Calasparra será la primera toma de contacto del mundo del toro en la Región en esta nueva normalidad.

Hay más proyectos, pero están a la espera de la decisión de algunos alcaldes de municipios de suspender o no las ferias de sus pueblos.

Tras la situación vivida y la paralización de la temporada, la afición tiene ganas de volver a los toros. Hay quienes piensan que la fiesta de los toros tendrá más demanda en estos festejos de la nueva normalidad.

No tiene que ser una temporada extensa, pero si puede ser una temporada bonita. Las coquetas plazas de toros de nuestra Región son ideales para la reactivación taurina y para que nuestros toreros, novilleros y profesionales encuentren las oportunidades que merecen.

Fran Pérez @frantrapiotoros