FOMENTO DE LA CULTURA TAURINA EN LA REGIÓN DE MURCIA

El próximo 27 de junio en Sanlúcar de Barrameda echará a andar una nueva edición del programa de fomento de la Cultura Taurina en Andalucía, lo que todos conocemos como las novilladas de Canal Sur Televisión, que divulgan la tauromaquia desde su base, los festejos sin caballos.

Además de ser un gran escaparate para los chavales que quieren ser toreros, este certamen de prestigio, que lleva celebrándose desde 1998 y en donde han participado alumnos que más tarde se convirtieron en figuras del toreo, supone una clara inversión por la tauromaquia y su futuro.

De este certamen no solo se benefician los alumnos de las diferentes escuelas taurinas, también los profesionales del toro andaluces, ya que en las novilladas participan hombres de plata para auxiliar a los jóvenes soñadores del toreo.

Este año, este certamen televisado en directo, que tendrá publico dependiendo de las normas sanitarias existentes aplicadas a la fecha de la celebración de las nueve novilladas previstas, tendrá más expectación aún, ya que los festejos que lo componen serán los primeros en celebrarse en España en una época, esta del coronavirus, en donde la tauromaquia pasa por uno de sus peores momentos.

La Junta de Andalucía, que siempre ha sido pionera en el apoyo con hechos a la fiesta de los toros, además de potenciar este certamen, quiere impulsarlo más aun reduciendo los costes económicos de carácter administrativo para favorezcan la celebración de estos festejos, además de otros que puedan acoger las plazas andaluzas.

Este modelo, de gran audiencia en la televisión autonómica andaluza, ha sido también llevado a las comunidades de Extremadura y Castilla la Mancha con éxito.

En estos momentos, donde el apoyo a la fiesta de los toros no puede ser un brindis al sol, Murcia, como primera comunidad que declaró la fiesta de los toros Bien de Interés Cultural, debe tener un certamen de estas características.

Por eso animamos a Paco Abril, director de asuntos taurinos de la Comunidad, al Gobierno de la Región de Murcia en su conjunto, al principal partido de la oposición, el PSOE, y a los Ayuntamientos, a que adapten para la Región de Murcia este proyecto. Un plan de unión y de compromiso con la fiesta en donde todos los agentes taurinos regionales deberían poner su granito de arena.

Es la hora de crear el “Fomento de la Cultura Taurina en la Región de Murcia”, ya no solo colaborando en las actividades culturales fuera de las plazas, sino metiéndose de lleno en ellas, haciendo que los chavales de nuestra comunidad puedan tener las mismas oportunidades que tienen sus compañeros de otras comunidades vecinas. Y para ello, lo primero, como en Andalucía, seria facilitar la celebración de estos festejos reduciendo su coste administrativo, o bonificándolo hasta final de año, como lo hará el Gobierno de Castilla La Mancha, además de abordar una normativa específica para facilitar la celebración de los festejos, siempre que cuente con el consenso del sector.

El certamen que proponemos estaría compuesto por 7 novilladas sin caballos, 4 de ellas en modo selección, donde participarían 12 alumnos de diferentes escuelas taurinas. De esos 12 puestos, seis serían para novilleros de la Región de Murcia y otros 6 para alumnos de escuelas que facilitaran que los nuestros estén también presentes en sus certámenes o novilladas que organicen a lo largo del año.

Los seis mejores de esa fase de selección, se encuadrarían en dos novilladas a modo de semifinales. La final, y último festejo del ciclo, estaría compuesto por los 3 alumnos mejores de las semifinales.

La puntuación de los alumnos correría a cargo de un jurado experto, compuesto por gentes de prestigio del mundo del toro de la Región de Murcia y que no tengan ninguna vinculación con las escuelas taurinas, además de un representante del gobierno regional y otro de la afición, puesto este que escogería la Federación de entidades taurinas de la Región de Murcia.

Pero no solo del jurado experto correría la puntuación, ya que la afición también tendría voz y voto. Para ello se habilitaría por redes sociales una aplicación donde los espectadores pudieran votar por su novillero favorito. Una puntuación que se sumaría a la del jurado experto.

Lógicamente, cuando decimos espectadores pensamos más allá de los que puedan ir a la plaza (siempre y cuando las medidas sanitarias lo permitan), y es que estos festejos serían televisados en directo por la televisión autonómica de la Región de Murcia, La 7.

El ganador del certamen se ganaría un puesto de novillero con caballos en la feria de Murcia o en la de Calasparra, cuando el novillero tuviera a bien participar en ellas (O bien su debut con caballos en Murcia, o una oportunidad de oro en la feria del Arroz).

En los festejos descritos actuarían profesionales del toro de la Región de Murcia que formarían parte de las cuadrillas de los participantes. Dos subalternos por novillero, además de dos profesionales más que ejerzan la labor de terceros en la lidia y de sustitutos de sus compañeros en caso de que alguno resulte lesionado. Además cada novillero llevaría a un mozo de espadas. (En cualquier caso esta media habría que consensuarla con ellos, aunque, bajo nuestro punto de vista, siempre sería mejor esto que nada)

Las novilladas se celebrarían en las plazas de toros de obra de la Región de Murcia, pudiéndose contemplar también la portátil en la fase de selección, si algún Ayuntamiento sin plaza de toros muestra interés por acoger algún festejo. Por ejemplo, las selecciones podrían celebrarse en las plazas de Abarán, Cieza, Yecla y Cehegín. Las semifinales en Calasparra y Lorca (si Sutullena ya está operativa) y la final en Murcia. Cada año se irán rotando las plazas de toros para las semifinales, excepto Murcia, que siempre acogería la final.

La Comunidad de Murcia ejercería de empresa y estaría asesorada por empresarios taurinos de prestigio de la Región, además de contar con la colaboración de los Ayuntamientos de las localidades que acojan los festejos y de empresas privadas que quieran colaborar con el proyecto a cambio de publicidad de las mismas.

Para que el proyecto sea un éxito, es indispensable que las asociaciones taurinas, peñas y clubes taurinos de la Región se vuelquen con él. Para ello se fomentaría que estos pudieran llevar a sus socios a los festejos sin coste alguno para su bolsillo. Además, antes del certamen los novilleros pasarían por estas peñas para hacer una declaración de intenciones y crear expectación antes de que se celebrara el sorteo de los puestos de las fases de selección. El sorteo se volvería a repetir para conformar los carteles de las semifinales con los seis mejores novilleros.

Al igual que el certamen de Andalucía, la entrada de estos festejos debe ser muy económica, o por invitación, si los Ayuntamientos de esas localidades así lo consideran.

En los festejos se fomentaría la variedad de encastes, pudiéndose lidiar siete ganaderías de siete encastes diferentes para mostrar el rico abanico del toro de lidia y potenciar que los públicos conozcan su comportamiento en las plazas de toros.

Esto es solo un borrador, tiene margen de mejora y más puntos por incluir, pero instamos a todos los estamentos taurinos de la Región de Murcia y a su Gobierno a que lo estudie y valore su puesta en marcha.

Creemos que ha llegado el momento de actuar con propuestas como esta para apoyar firmemente a la tauromaquia desde su raíz que no es otra que chavales que deciden entregarse al toro y gentes que disfrutan de este noble arte en una plaza de toros. Sin eso, la tauromaquia no existiría y el toro sería un animal más del zoológico, no el rey de la dehesa.

Fran Pérez @frantrapiotoros