“EL RUBIO”: “CUANTA MÁS AFICIÓN HAYA, MÁS FUERZA TENDREMOS, MÁS AYUDAS RECIBIREMOS Y MÁS FUTURO PRESAGIÁREMOS”

Un día de septiembre, de esos de recuerdos de vida sutullenera, hace casi 20 años, me lo encontré en el patio de cuadrillas. Ese encuentro estuvo casi a punto de no producirse, ya que la responsabilidad, o el destino, impregnaron al personaje con el que hoy voy hablar de una atroz calentura.

Tenía un fiebron de mucho cuidado el torero, y pese ello, decidió hacer por primera vez el paseíllo en esa plaza mágica, acartelado con José Antonio Tirado Ponce y el rejoneador José Luis Cañaveral. Quizá desde arriba se dieron cuenta del esfuerzo, y los astros se juntaron para que diera una gran tarde de toros. O se equivocaron, quien sabe, ya que un rubio con ojos azules toreando en Lorca, daba lugar a ello.IMG_20200502_143035

Lo cierto es que su etapa de novillero fue triunfal. Antonio José López “El Rubio” iba lanzado. Hasta el mismo maestro Francisco Ruiz Miguel, admiraba la entrega que derramaba en la plaza este torero de Caravaca de la Cruz. Antonio me confiesa que toreando un festival, también en la mágica Sutullena, donde si no, el “cañailla” se acercó y le dijo que no había visto a un novillero transmitir tanto como él.

Luego el toro, o mejor dicho, los que manejan los hilos del tinglado taurino, hicieron que Antonio José se diera cuenta de que vivir del toro era un reto complicado. Pese a los obstáculos, nunca ha dejado de sentir la profesión, y ahora, es el más torero de los policías locales de la Región de Murcia…….

¿Dónde se pasa más miedo Antonio José, en el ruedo o protegiendo a los demás desde un coche de policía?

“El miedo está presente en todo en la vida, pero cuando eres torero o policía ese miedo por tu integridad física es mucho mayor que otras profesiones. Ten en cuenta que a lo largo de mi vida siempre he ido armado o con una espada o con una pistola”.

¿Pensabas que el toro del coronavirus iba a ser tan duro?

“El coronavirus ha sido algo que ningún ser humano imaginábamos que íbamos a conocer. Las secuelas socioeconómicas que dejará a su paso las estudiarán nuestros bisnietos en los libros de historia.  Ha sido una tragedia muy grande para todos los países. Esperemos que pronto saquen una vacuna porque si no nuestra libertad estará en jaque mucho tiempo”.

Desde tu punto de vista profesional, ¿Crees que veremos toros este año?

“Siendo realista, no. Creo que este año quedaran suspendidos todos los accesos de lugares de ocio y espectáculos. Este virus ha venido para quedarse y además es altamente letal. Por lo tanto, creo que hasta que todas las personas no estemos vacunadas contra él, no será recomendable la apertura de recintos de grandes afluencia de personas”.

¿Piensas que la norma de los 9 metros que ha impuesto el Gobierno en los festejos taurinos es adecuada? ¿Es para proteger a los espectadores o es una medida antitaurina de los socios del Gobierno?

“Lo de la medida de distanciamiento de 9 metros me parece una total tomadura de pelo. Creo que este gobierno no sabe cómo desahuciar a la tauromaquia de manera radical, y esta medida es como cuando quieren echarte de un lugar, pero lo maquillan diciéndote que te invitan a que te marches”.IMG-20200507-WA0023

¿Cómo sale la fiesta de los toros de este atolladero? ¿Saldrá airosa?

“Nadie sale airoso de una crisis de este nivel. Ten en cuenta que cuando todo esto acabe muchos ganaderos no podrán afrontar las pérdidas y tendrán que abandonar sus explotaciones y muchos profesionales no podrán afrontar sus gastos y tendrán que buscar otros oficios y formas de ganarse la vida. El toreo saldrá muy herido de esta crisis aunque no morirá. Siempre que exista un niño capaz de soñar con ser torero, la tauromaquia estará salvada. Pero hay que ser realistas y saber que estamos solos y además tampoco estamos unidos”.

¿Te alegras ahora, por la situación que vivimos, de haber elegido ser policía, en lugar de haber tomado el camino taurino? La situación de muchos profesionales va a ser complicadísima….

“Yo no elegí ser policía, he seguido viviendo como torero hasta el año pasado que anuncie mi retirada. He seguido el camino taurino durante los 21 años que ha durado mi carrera. Pero sí que es cierto que fui inteligente y busqué otra alternativa para ganarme la vida, ya que en el toreo nadie te asegura un futuro y un sueldo para dar de comer a tu familia. Me siento orgulloso de haber tomado la decisión de compaginar las dos profesiones. Y prueba de ello es que no abandoné ninguna, ya que fue en el año 2006 cuando ingrese en el cuerpo de policía y ese mismo año maté 7 corridas de toros, y otras muchas más los años siguientes”.

¿Qué se te pasa por la cabeza cuando ves que los ganaderos están mandando los toros al matadero?

“Es una verdadera pena. Para los ganaderos la crianza de un toro es realmente costosa y ver que esa inversión tirada por la borda es desolador”.

Para evitar esa imagen, ¿crees que televisar toros a puerta cerrada o dar tentaderos por pago por visión ayudará a los ganaderos y a los profesionales taurinos?

“A mí lo de televisar toros a puerta cerrada y faenas de campo no me gusta. Para eso ya hay programas en televisión de pago, que además lo hacen genial. No creo que ningún torero (y menos una figura) se juegue la vida con un toro en la soledad de una plaza de tientas. No nos engañemos, esa idea es como echarle asfalto al césped verde. El toreo siempre ha sido un espectáculo, y como tal depende de la emoción y el sentimiento de un público para que el artista abandone su cuerpo y se exprese en plenitud. Un torero le entrega su vida al toro por el ansía de triunfar, y sinceramente una fría plaza de tientas no es el lugar idóneo para hacerlo”.IMG-20200507-WA0017

Muchos dicen que el año que viene se deberían lidiar toros con seis años. En otras épocas se hacía. Hasta Victorino echó un toro de 9 años a una plaza ¿Tú te pondrías delante de toros de seis años o más?

“Opino igual que con televisar toros en el campo. Lidiar toros con seis años no garantiza que el rendimiento del toro en la plaza sea el idóneo, y por lo tanto él que paga una entrada quiere ver un espectáculo de calidad. Hoy día el aficionado exige muchísimo y hay que ofrecerle un tipo de toro con genio, fuerza, recorrido, nobleza…. Está comprobado que te lo dan los toros que van de los tres a los cuatro años. Repito, todo lo que sea ponerle parches a la tauromaquia puede ir en nuestra contra”.

Este mundo del toro, que ha arrebatado tantos sueños, que ha pisado tantas ilusiones taurinas ¿Es capaz de unirse? A la fuerza ahorcan ¿verdad?

“Llevamos muchos años viendo que cada uno va a lo suyo, prueba de ello fue el famoso G10, que fue el único atisbo de intención que hubo de unión y apenas duró un cuarto de hora. Aquello creo más peleas entre toreros, apoderados y empresarios que unión. Y ya vamos tarde. El sistema se ha enquistado y las administraciones nos han desahuciado poco a poco sin enterarnos, mientras nosotros sólo mirábamos nuestro ombligo”.

El pasado año anunciaste tu despedida en Cehegín. Tu última corrida de toros. La lluvia lo impidió. Este año, parece que el coronavirus también puede impedirlo ¿Mantienes esa ilusión de poder despedirte como querías? ¿Continúa ese reto?

“Pues era un día que me apetecía muchísimo vivir, pero por las circunstancias que todos sabemos se me esfumó. No sé lo que me tiene preparado el destino ni tampoco quiero hacerme ilusiones como cuando tenía veinte años. Nunca diré de este agua no beberé y no sé si algún día se darán las circunstancias para torear una última vez por algún motivo especial. Lo que si tengo claro es que nunca más volveré a torear en activo. Gracias a Dios me siento feliz con mi trayectoria y con el camino realizado”.IMG-20200507-WA0015

¿Cómo ves el estado de la fiesta en la Región de Murcia? ¿Qué te ilusiona, que echas de menos?

“Pues ahora mismo tenemos al frente de las administraciones a dos buenos aficionados y amigos míos, como son Pepe Vélez, como delegado de gobierno, y a Paco Abril, al frente de los asuntos taurinos de la Región. Creo que no vamos a tener mejores representantes que ellos para pedirles mejoras y ayudas, ósea que si ahora a esto no se le da un giro en la Región, lo veo difícil que ocurra en otra ocasión. Desde el año 98 que ingresé en la escuela taurina hasta ahora solo he visto promesas pero poco compromiso por parte de las administraciones locales y regionales”.

Aunque ahora tu camino es otro ¿Te planteas alguna vez ayudar a algún chaval? Lo mejor para los que empiezan es que escuchen las voces de la experiencia….

“Yo siempre he intentado ayudar a todo el que se me ha acercado, he regalado trastos de torear a chavales que empiezan, los he invitado a tentaderos, e incluso fui el primero en la Región de Murcia en crear una escuela taurina para aficionados prácticos en la plaza de toros de Cehegín con un proyecto de carácter profesional. Y todo ello lo he hecho por propia voluntad y amor a la profesión, sin recibir nada a cambio, simplemente por llevarme la satisfacción de haber enseñado desde mi humilde experiencia lo que es la tauromaquia y trasmitir los valores que a mí me ha inculcado para ser el torero y el hombre que soy hoy”.

¿Tiene esta fiesta futuro? ¿Tendrás tus hijos la opción de poder vivirla?

“El futuro de la fiesta depende solo y exclusivamente de los que estamos dentro de ella. Ya hemos comprobado que los gobiernos nos han abandonado y solo nos queda la opción de remar a todos en el mismo sentido. Si seguimos cada uno a lo nuestro, seguiremos sumidos en esa clandestinidad que nos caracteriza. Las figuras deberían ser más accesibles a los niños y fomentar escuelas taurinas, porque no olvidemos que ese es verdadero futuro. También los ganaderos deberían salir de su ostracismo y abrir sus fincas para que el aficionado pueda ver el toro en su hábitat natural, por supuesto sin cobrar nada a cambio, ya que no creo que por visitar el campo abierto causen ningún perjuicio ni económico ni material a sus dueños. Sinceramente llevo muchos años esperando que las figuras se unan, ya que son la cabeza de todos los demás y den un puñetazo en la mesa para hacerse oír, incluso si hiciera falta se presentasen en la puerta del Congreso para que España entera vea que existimos y reclamamos más atención. Porque si solo unos pocos se preocupan de llevarse su parte de comida y esconder la cuchara, al final la comida se acaba y cuando esos pocos se hayan saciado vendrá el hambre”.IMG-20200507-WA0021

Una vez me dijiste que si tus hijos te dicen que quieren ser toreros, te darían el disgusto de tu vida. Pero el veneno lo llevan dentro. Este confinamiento hemos visto torear de salón a uno de ellos….. ¿Sigues pensando lo del disgusto?

“Desde pequeños les estoy inculcando el amor al toro, porque es ahí donde hay que crear afición. Si llega el día y nos quedamos sin aficionados la tauromaquia no tendrá sentido. Ha llegado el momento de que esa unión y esos cambios que hablaba antes se lleven a cabo en beneficio de la afición. Repito, ahora mismo no necesitamos más toreros ni más festejos, pero sí que necesitamos más aficionados y más público, porque sin ellos el motor de la fiesta se para. Desde mi punto de vista, esa es la clave para que la fiesta tenga continuidad. La fórmula es sencilla: cuanta más afición haya, más fuerza tendremos, más ayudas recibiremos y más futuro presagiáremos. Por eso no me cabe duda de que la tauromaquia no hay que defenderla, sino que hay que enseñarla”.

Antonio José ¿Con que nos quedaremos de esta desagradable situación?

“Creo que de esta crisis aprenderemos de nuestros errores y quiero ser optimista y reinventaremos la forma de acercar y enseñar más el toreo al público desconocido. Esta crisis nos hará más fuertes y nos unirá para que el toreo tenga el futuro que todos deseamos”.

Gracias Antonio, ojalá se den cuenta de que es el momento de actuar. El coronavirus ha hecho que el invierno taurino sea más largo, y ese tiempo no se puede desaprovechar, tienen que buscar soluciones para hacer que las brasas de la fiesta vuelvan a encender troncos. No nos podemos permitir más jarros de agua fría, porque ese rescoldo está en peligro de extinción. Seguro que habrá gentes que sepan tirar del carro, pese a que, como bien dices, muchos integrantes de este espectáculo no es capaces de mirar al horizonte, que con trabajo, puede tener mucha vida.IMG-20200507-WA0018

Fran Pérez @frantrapiotoros