ALFONSO ROMERO: “EN LA REGIÓN DE MURCIA SIEMPRE SE ESTÁ HABLANDO DE AYUDAR A LA FIESTA Y NO SE HA HECHO NADA”

En 1956, en la calle Cartagena de Murcia, no solo nació un torero. También nació un maestro cuyas enseñanzas taurinas se expandieron a muchos de los grandes profesionales taurinos de la Región de Murcia. Hoy en día, ese niño que soñaba con darles naturales a los toros y  que ensayaba con el descabello en las salas de antiguo matadero de la capital murciana, es el querido decano de los matadores de toros de esta tierra.

Alfonso Romero Rocamora es un enamorado de su profesión. Desde bien pequeño ya sintió que por sus venas pasaba la sangre valiente del que es capaz de ponerse delante de un toro.

De novillero lo bordó, fue tal su éxito que tomó la alternativa con diecisiete años en la plaza de toros de La Condomina. Manzanares fue el padrino de la ceremonia el 7 de septiembre de 1973. El de Alicante le cedió los trastos para que estoqueara a “Zarco” de Joaquín Buendía, en presencia de Pedro Moya “Niño de la Capea”, que ejerció de testigo.

Para seguir con la tónica triunfal, el murciano paseó las dos orejas del último toro de la tarde. Tres años después confirmó en Madrid con una de Prieto de la Cal.

En 1988, en Cieza, hizo por última vez el paseíllo de matador de toros. Más adelante decidió convertirse en un hombre de plata, Alfonso no podía estar sin disfrutar de su pasión, que también le llevó a ser director artístico de la escuela taurina de Murcia durante muchos años.IMG-20200430-WA0023

Ahora dedica su tiempo a ser apoderado. Hasta hace poco era mentor de Sergio Serrano, al que, siendo justos, ha situado en un sitio privilegiado.

Hoy en ElMuletazo.com  queremos conocer, desde la voz de la experiencia, como afronta esta situación de incertidumbre para la fiesta:

Maestro ¿Cómo pasa estos días de confinamiento? ¿Cree que la lidia de este toro está siendo adecuada?

“Pues encerrado en casa, como tiene que ser y así han recomendado las autoridades sanitarias. Tengo que afirmar que la lidia del toro del coronavirus ha sido desastrosa. Este manso “pregonao” se lo han echado al corral”.

¿Esta crisis acabará con la fiesta de los toros? ¿Es la puntilla?

“No, en absoluto. La fiesta de los toros seguirá adelante si es capaz de tomar medidas pertinentes para que el espectáculo se vea afectado lo menos posible. La puntilla será para el Gobierno, no cabe dudad que después de esto solo le quedará que lo arrastren las mulillas”.

¿A quién ve más vulnerables en este mundo del toro? ¿Quién va a pagar el pato del desaguisado?

“No tengo duda alguna, para mí los más afectados son los ganaderos, que tendrán que enviar el trabajo y esfuerzo de años al matadero para recibir un dinero irrisorio que no se corresponde con lo invertido en su crianza. También las cuadrillas van a sufrir mucho, sobre todo los que únicamente tenían como fuente de ingresos esta profesión. El año va a ser muy duro para ellos”.20200430_195304

Dice el Gobierno que dará ayudas al sector taurino. ¿Para qué año?

“Para el 2525 (Risas). No creo que lleguen ayudas, pienso que ha sido un brindis al sol para contentar al sector taurino. Lo que quieren es que desaparezcan como la Semana Santa y todo lo que no les gusta a ellos. Lo suyo es prohibir y prohibir”.

¿Es de los que piensan que este 2020 no habrá toros o mantiene la confianza en que algo se pueda dar?

“Tengo la confianza de que si habrá toros en los meses de agosto, septiembre y octubre. No soy tan negativo como otros que si les gustaría que no se dieran espectáculos en todo el año”.

¿Se pueden dar toros sin público? ¿Quién pide las orejas? ¿Quién pega broncas?

“En la fiesta de los toros, el público, los toros y los toreros son imprescindibles. Sin público el espectáculo en un huevo sin sal. A mí no me gusta esa posibilidad”

¿Es antitaurina la medida impuesta por el gobierno de sentar a los espectadores en los toros a 9 metros cuadrados de distancia, entre uno y otro?

“Eso es para dificultar más la celebración de festejos, como te he dicho antes, este Gobierno no quiere que se den. Nueve metros en los toros, y uno y medio en supermercados y otras cosas. Esta medida tiene solo una dirección. Joder al sector taurino”.IMG-20200430-WA0021

¿Se pondría usted delante de un toro con seis años?

“El que embiste con seis años es mejor que el de cuatro. Pero, claro, el malo, tiene más sentido. Te pongo un ejemplo, es como un niño y una persona mayor”

¿Sabrá el sector taurino adaptarse a esta nueva situación? ¿Ve capacitados a todos para unirse y salir de esta como buenamente se pueda?

“Se está intentado entre todas las asociaciones y va muy adelantado ese acuerdo. Creo que es posible. Ejemplo de ellos son las 37 medidas que han enviado todos los sectores al Gobierno. Seguro que si existirá esa unión. “El Fundi”, presidente de la Unión de Toreros,  y Victorino Martín, de la Fundación del Toro de Lidia, están haciendo un gran trabajo al respecto”.

¿Propone alguna solución? ¿No cree que ha llegado el momento para que la fiesta evolucione?

“Tal y como está el asunto, que se mantenga en suficiente. Con un buen toro en el ruedo y un torero enfrente que lo entienda basta”

¿Cómo ve la fiesta de los toros en nuestra Región? ¿Está en el sitio que le corresponde?

“En la Región de Murcia siempre se está hablando de que se va a ayudar a la fiesta de los toros y no se ha hecho nada. Mucho bombo y poco hacer. Muchas reuniones y pocas realidades, por tanto, la fiesta no está en el sitio que merece”.

¿Y a los toreros de nuestra tierra? ¿Es una buena época?

“Siempre es una buena época si hay una buena oportunidad, pero para eso se necesita gente que las de. En la Región hay muy buenos toreros a falta de esas oportunidades. Luego, no se puede olvidar que tenemos dos excelentes embajadores, Rafael Rubio “Rafaelillo” y Paco Ureña, a los que aprecio mucho”.1

Usted dirigió durante muchos años la escuela taurina de Murcia. Fue cuna de grandes profesionales ¿Cree que ahora la escuela sigue ese camino?

“Estuve en la primera escuela que hubo, que en sus inicios se llamaba “los lunes taurinos”, y luego en la actual. Llevo 27 años entre las dos. Me siento orgulloso de todos los alumnos que pasaron por allí y escucharon mis enseñanzas. Salieron adelante gracias a ellos. Fue un honor ver a muchos hacerse matadores de toros, otros verlos de novilleros con caballos, sin picadores…hasta mozos de espadas, cada uno encontró lo que estaba para él en este mundo, hasta los que se fueron. Con el 90% guardo muy buenos recuerdos y mantengo contacto. Esta escuela actual no tiene nada que ver con la anterior”.

Maestro ¿Hace falta más hambre “taurina”?

“El que tiene hambre taurina, afición y condiciones llega seguro. Esas tres cosas son indispensables”

¿Qué fue lo que más le impactó siendo profesor de la escuela? Algo por lo que mereció la pena estar allí…

“Lo que aprendí de la directiva, de mis compañeros y sobre todo de cada uno de los alumnos, de todos aprendí algo. Me quedo con el respeto que había hacía todo el mundo, tanto profesionales como aficionados. Nuestro lema era el respeto y la educación taurina”.31562399_1644566445638610_5503589922231025664_o

¿Se siente respetado?

“Si, me siento muy respetado. Siento el cariño de casi todos”.

¿Es el toreo de hoy igual que el de ayer? ¿Con cuál se queda? ¿Se vive la profesión como antes?

“En el toreo siempre ha habido mejores etapas y peores etapas. La actual es mejor que la de antes. Embiste mejor el toro, con más transmisión y emoción que antes, y hay muy buenos toreros. Me quedo con esta época”. 

¿Torear es como fumar? ¿Se deja pero se echa de menos?

“Las dos cosas he dejado y las dos cosas las echo de menos, pero se acabó, no cojo la muleta ni en un tentadero para no envenenarme (risas). Por eso, ni fumo ni cojo la muleta, desde hace muchísimos años, si me enveneno vuelvo a caer”.

¿Por qué pagaría ahora para ir a una plaza?

“Un cartel ilusionante, que me motive para ir a la plaza, no doy nombres. Lo importante es que la ilusión me haga ir a la taquilla”.

¿Le sigue rondando algún toro por la cabeza? ¿Esos naturales que se quedó usted con ganas de dar?

“Si no los pegué a ese toro que me dices es porque no pude. Estoy satisfecho con lo realizado en mi carrera”4

¿Dónde se pasa peor en la plaza o apoderando a un torero?

“El miedo es distinto, pero de apoderado se pasa muy mal. Son muchos los intereses y las circunstancias que pasan por un apoderado de un torero. En el callejón se pasa horriblemente mal”.

Después de apoderar a Sergio Serrano, ¿A quién le toca?

“Sigo con el novillero de Vélez Rubio, Torres Lara. Si me animo a apoderar a alguien más será a quien me ilusione de nuevo. Seguiré buscando a un torero al que pueda ayudar aunque sea en un tentadero. Es mi vida. Lo que más me llena, después de mi familia. Lo que más amo es a mi profesión, en la que he estado toda la vida, no me he dedicado a otra cosa. Seguiré luchando por los que amen la profesión tanto como yo la amo”.IMG-20200430-WA0041

Gracias maestro y sigamos por mucho tiempo viendo como trasmite ese amor y cariño a los que deciden dedicar su vida al toro.

Fran Pérez @frantrapiotoros

Foto de portada: Paco Sastre