EL REJONEADOR FRANCISCO JOSÉ ALCÁZAR: “ME ENCUENTRO EN EL MEJOR MOMENTO DE MI CARRERA”

La paralización de la temporada taurina no solo afecta al sector del toreo a pie. Los caballeros rejoneadores también van a sufrir las secuelas de esta grave crisis sanitaria. Para muchos de ellos ha sido un invierno duro. Si se quiere aspirar a ser alguien en este escalafón hay que hacer un gran ejercicio de doma y de búsqueda de caballos preparados para enfrentarse al toro. Afinar la cuadra que se dice. Además de lo económico, van a perder también ese esfuerzo, que no se ve, pero que es fundamental para prosperar en esta profesión.

El mundo del rejoneo, para alguien que quiere empezar, está aún más difícil que el arte de Cúchares. Se vive una época donde dos rejoneadores tienen en su mano el tinglado. Meter cabeza es casi imposible. A los rejoneadores solo les queda el circuito de los pueblos para poder llamar la atención. Un circuito que la pandemia puede que deje en cuadro. Si complicado es que se den festejos en plazas de primera y segunda categoría, los espectáculos de tercera y cuarta van a contarse con los dedos de una mano.

En El Campillo, pedanía lorquina, el rejoneador Francisco José Alcázar no para. Los caballos no entienden de confinamiento y el trabajo, con las medidas pertinentes, sigue: “Esta paralización más que económicamente me afecta profesionalmente, porque nos sacrificamos todo el invierno en prepararnos, tanto los caballos como yo, toreando a puerta cerrada todo lo que se puede”

Pero, ¿De qué vive un rejoneador si no puede hacer su trabajo? Francisco José nos lo aclara: “Pues en mi caso, mi recurso siempre ha sido dedicar parte de mi tiempo en domar caballos de clientes y por otra parte siempre vas comprando, probando y vendiendo caballos para poder mantener  todo lo que engloba una cuadra equina”IMG-20200402-WA0046

Es difícil encontrarse a jóvenes que quieran dedicarse a esto del toro y el caballo. Una rareza: “Todo surgió por la gran afición de mi padre al mundo del caballo y del toro. Desde muy pequeño mi vida ha estado unida al caballo. A los 14 años sentí la curiosidad del rejoneo, todo empezó como un juego y poco a poco se ha convertido en mi Pasión”

Hay gente que todavía no sabe que en Lorca hay un rejoneador que trata de buscar su oportunidad, que sueña con llegar arriba: “Pues empecé en el mundo del caballo con mi padre. Él fue el que me empezó a enseñar números de alta escuela y yo empecé a practicar con algún caballo que teníamos siempre en casa. Más adelante comencé a montar algún caballo de particulares y a la misma vez lo combiné con el mundo del rejoneo. Conocí al que ha sido y es mi referente en la equitación, el matador de toros de Lorca Ángel Antonio González (El Quillas), con el que estoy siempre en contacto y siguiendo sus consejos sobre el mundo del Toro y del caballo. A finales de 2013 me trasladé dos años a Gibraleón, un pueblo de Huelva, donde pase dos años que me sirvieron muchísimo para avanzar y entender muchas cosas sobre este mundo. Viví en una ganadería de caballos lusitanos, hermanos Merino, y después me fui a casa de José Ramón Pérez (El Chamo) que me abrió las puertas de su casa desde el primer momento. Eché un año en el que aprendí muchas cosas y me lleve de allí grandes amistades. Luego volví a Lorca. Después conocí a José Luis Pereda, ganadero de toros bravos de Huelva, que también desde el primer momento me acogió y abrió las puertas de su casa como si fuera uno más de la familia. En esa casa también he aprendido muchas cosas sobre los terrenos de los toros y conocimientos del toreo a caballo.  En definitiva, un jinete tiene que tener la mente muy abierta y absorber todo lo que a su camino se va encontrando porque donde menos te esperas tienes las respuestas a muchos problemas”IMG-20200403-WA0014

Tras esa experiencia y conocimientos preguntamos al rejoneador en qué momento se encuentra: “Sinceramente me encuentro en el mejor momento de mi carrera, cuando más claro lo estoy viendo y más preparada y completa tengo mi cuadra. Ha sido un invierno de mucho  trabajo tanto personal como profesional. En este momento me estaba viendo capaz de solucionar problemas y plasmar una faena mucho más ligada”

Este 2020 iba a ser importante para el rejoneador porque tenía un buen número de festejos por delante. Abril iba a ser el pistoletazo de salida: “Estábamos planteando una temporada interesante, diferente a todas la demás, barajando empezar la temporada en abril. Este año, tal y como está el sector taurino pensamos en abrir el abanico y  probar a torear el mayor número de corridas posibles con la ayuda de Agustín Solano y Santiago Asenjo. A causa del confinamiento no nos ha sido posible dar el comunicado de apoderamiento”

Pese a la situación la esperanza del rejoneador en poder empezar la temporada cuando antes sigue: “Siempre hay que tener la esperanza y la ilusión de que todo se normalizará. También es cierto que estamos hablando de una situación grave y posiblemente venga acompañada de menos festejos, supuesto que se está viendo afectada la mitad de la temporada. Aunque lo principal ahora sea superar  está pandemia y si Dios quiere todo volverá a su sitio”IMG-20200402-WA0047

Hablamos un poco del estado actual del rejoneo y de lo difícil que es conseguir oportunidades en él: “Está muy difícil para nosotros, ya que es evidente que hay un menor número de festejos de rejones y nuestras oportunidades son menores. También hay que tener en cuenta que al ser menor el rodaje, es muy difícil para nosotros tener la cuadra al 100%  para entrar en otros circuitos”

Surgen los nombres de los dos mandamases de este mundo, Pablo y Diego. Hermoso y Ventura. Tanto montan, montan tanto, pero no se quieren ver ni en pintura: “No me consideró ni de un lado, ni de otro. Pienso que son las dos máximas figuras presentes en el rejoneo, y bajo mi punto de vista me gusta analizar  y aprender de los dos, puesto que tienen un estilo muy diferente”

Para terminar, hablamos de lo que ha supuesto para Lorca la suspensión de la Semana Santa, lugar de peregrinación para todo aquel que guste de la pasión del caballo: “Semana Santa siempre ha sido una fecha que me ha gustado mucho, por como lo engloba Lorca con su desfile bíblico pasional, por las bandas de música, los caballos, siempre me ha gustado ir tanto a la nave de los caballos de Paso Azul como del Paso Blanco, por el gran ambiente del mundo del caballo que allí se vive. En 2018 me ofreció el Paso Blanco salir a caballo en su procesión y desde entonces he salido dos años consecutivos. Este iba a ser el tercero pero no ha podido ser, ojalá el coronavirus nos deje tranquilos y vuelva la normalidad pronto”IMG-20200403-WA0016IMG-20200403-WA0015

Nos despedimos hablando de que, salvo excepciones, en los peores momentos sale siempre lo mejor de nosotros: “Por supuesto, en todas las situaciones extremas  es cuando más se puede apreciar la parte humana de todo el mundo y es algo imprescindible, y  que por la manera en la que vivimos actualmente, siempre está un poco al margen”

Por Fran Pérez @frantrapiotoros

Fotos: Reinaldos y Alvarado