MALESTAR EN CEHEGÍN POR LOS PRECIOS DE LA CORRIDA DE TOROS DEL 4 DE ABRIL

La afición taurina de Cehegín ha acogido de buen agrado la corrida de toros que la empresa Reyma Taurino ha anunciado para el 4 de abril en esta localidad. No todas las plazas de tercera nacionales son capaces de anunciar una terna compuesta por tres figuras del toreo, por eso, los aficionados de esta localidad se sienten unos privilegiados.

Pero el privilegio muchas veces viene de la mano del dinero. Y como no podía ser de otra manera, este festejo no es la excepción. Todo el agrado y la satisfacción de los aficionados cehegineros por ver anunciado en su pueblo este festejo de máximo nivel se desvanece cuando ven los precios que la empresa ha establecido para las localidades.IMG-20200304-WA0004

Los toros son un espectáculo caro, sí, pero no pueden ser un atraco a mano armada, o una puñalada a la economía familiar del mes, que es lo que sienten muchos de los aficionados que han llamado a nuestra redacción al conocer los precios.

Les ponemos un ejemplo. Una pareja con su niña de 5 años, que deciden ir a los toros, a sombra, se tienen que gastar 125€ para ver los toros en el gallinero. A eso súmenle el desplazamiento, si son fuera de la localidad, y la comida en alguno de los buenos sitios hosteleros que ofrece Cehegín.

Si lo que se va a ver en el ruedo corresponde con lo que se paga sería maravilloso, pero es Cehegín, plaza de tercera, y no vemos a Ponce, Morante y Manzanares hacer el próximo 4 de abril un canto a la integridad.

Total, que se han pasado. Y este año no va Roca Rey. Pero la empresa no es solo la culpable de este despropósito. Los integrantes del cartel, tienen un enorme caché (a veces mayor de lo que generan en taquilla), y para poder pagarles, no hay más remedio que establecer esos precios astronómicos.

Muchos pensarán eso de ¡quién quiera toros que los pague!, pero con ese pensamiento, que no cambia entre el sector taurino, las plazas de toros van a ser un escaparate de ricos, una muestra de jubilados o un desierto de cemento.

La fiesta de los toros creció porque era un espacio para todos, para clases altas, medias, trabajadoras. Para ricos, pobres, jóvenes, niños y jubilados. La fiesta del pueblo. Si no va por ese camino le quedan 4 días. No hacen falta anti taurinos ni políticos de Podemos.

Fran Pérez @frantrapiotoros