PACO UREÑA TAMBIÉN CONQUISTA LOGROÑO

Antonio Ferrera y Paco Ureña se citaban en mano a mano en la tarde de este lunes 23 de septiembre en la plaza de toros de La Ribera de Logroño tras la baja de José María Manzanares. Se lidiaba para el tercer festejo de la feria de San Mateo un encierro de Núñez del Cuvillo, variado de capa pero terciado para el nivel de la plaza.

Abrió el festejo Antonio Ferrera delante de un ejemplar parado y deslucido con el que nada pudo hacer. Lo más destacado llegó en banderillas donde destacó con los palos Javier Valdeoro. Lo intentó el de Ibiza con la muleta por ambos pitones, pero el animal escaso de fondo, casta y poder, llevó al traste sus intenciones. La faena se embriagó de aburrimiento y Ferrera se fue a por la espada pronto. No la utilizó Antonio con solvencia y fue silenciado.

Paco Ureña recibió al segundo con un ramillete de buenas verónicas. El toro empezó pronto a pararse y a la muleta llegó protestón y sin intención de seguir las telas que le ofrecía el de Lorca. Ureña dejó un gran pasaje por ayudados por alto rematados con dos trincheras que fueron dos carteles de toros. La labor fue de dientes de sierra por la mala condición del de Cuvillo. Al final florecieron los naturales profundos en aun tanda intensa. La espada no funcionó y Ureña escuchó silencio.E1E7F5F8-CCDB-4B99-BE48-B428B1D6ED43

El triunfo tampoco llamó a la puerta en el tercero de la tarde. Antonio Ferrera vio silenciada su labor ante un flojo y deslucido toro de Núñez del Cuvillo. El torero estuvo más bravo que un toro falto de entrega y manso a más no poder.

Paco Ureña volvió a estar bien en el saludo capotero al cuarto de la tarde. Meció bien las manos y plasmó buenas verónicas que levantaron la primera ovación seria de la tarde. La lidia del toro trascurrió sin nada destacable pero en la muleta el lorquino desempolvó su mano izquierda y bordó el toreo al natural. El comienzo de faena fue elegante, con unos doblones desde el tercio hasta los medios de mucha pureza. Con la derecha las series salieron ligados y rematadas con pases de pecho y con la zurda surgió la maravilla del toreo. Dos series sensaciones que pusieron a todos de acuerdo. La espada cayó caída y contraria, hubo fuerte petición de oreja pero el presidente no la atendió. Ureña saludó una ovación unánime.0D17C984-E267-4C6C-8D17-0398E67A26DE1AD5D4EF-A93D-4907-899F-1837758352ACA9D8FD5C-A00C-4ECA-91CE-604E3AE2B3AA

El quinto fue un toro escasísimo de fuerza con el que se topó un Ferrera deseoso de armar faena. El de Cuvillo no tuvo un pase y el torero abrevió recetando una estocada en los bajos. Silencio.

El sexto fue devuelto por inválido y en su lugar salió un sobrero de Domingo Hernández. “Miliciano” fue un excelente toro, un gran colaborador para que la pureza de Ureña se destapara como una DANA de felicidad. El de Domingo Hernández fue codicioso y persiguió la muleta del murciano con fijeza y prontitud. Ureña se relajó, otra vez de rosa y oro, y cuajó por derechazos a un animal que fue a más. El ajuste fue perfecto y los pases de pecho de remate una obra de arte. Con la izquierda, fue el desiderátum.

Naturales de pitón a rabo de auténtico escándalo. El final de faena por ayudados por bajo fue majestuoso y elevó la faena al máximo nivel. La estocada fue certera y el presidente no dudó en conceder las dos orejas y poner a Ureña como gran triunfador de la feria de San Mateo. 6DF2B08C-05C7-4AD8-96B3-4C05E61AE6AC97BEF882-3B1C-4EB3-B084-0F25D4B4A639B53B9948-2DF7-47A7-8C6E-03B72B640373F5E65B81-BD84-4D0C-B52C-860A9A25C3CDE05A9E43-11DA-4E4B-B993-8D7A57E9BD7AD63CC020-009E-495A-873A-DDE0ECD2D3E2

Ficha:

Plaza de toros de La Ribera, Logroño. Lunes 23 de septiembre de 2019. Tercera de la feria de San Mateo. Corrida de toros.

5 Toros de Núñez del Cuvillo, flojos y deslucidos, excepto el buen 4º y un sobrero, 6º bis, de Domingo Hernández, de gran juego.

Antonio Ferrera: Silencio, Silencio y Silencio.

Paco Ureña: Silencio, Ovación tras petición de oreja y Dos Orejas.

Entrada: Media plaza

Fran Pérez @frantrapiotoros

Fotos: BMF Toros