PACO UREÑA EN PLANTA, AFEBRIL Y TRANQUILO #FUERZAUREÑA

Paco Ureña, herido de gravedad en el muslo derecho por un toro de Antonio Bañuelos ayer viernes en la primera corrida de toros de la feria de San Antolín, se encuentra ingresado en planta del Complejo Asistencial Universitario de Palencia.E706B28F-BB67-13D7-E8C34FE44E74F7EF

El lorquino se encuentra animado y tranquilo, y está acompañado de sus familiares. Esta mañana, el equipo médico ha revisado la herida de 25 centímetros que le produjo desgarro muscular y hemorragia de colaterales venosos con contusión del paquete vasculonervioso femoral y otra trayectoria hacia dentro hasta plano óseo femoral, comprobando que su evolución en las primeras horas en satisfactoria. Además, el torero se mantiene afebril, aunque si tiene los dolores normales de una herida de tal magnitud.

A la llegada al Hospital de Palencia, tras ser operado en la enfermería de la plaza de toros de los Campos Góticos, el diestro lorquino fue sometido a más pruebas para determinar con exactitud el alcance del percance.

Lo que más preocupa es la posible rotura del músculo abductor que puede alargar los plazos de recuperación, aunque como todos sabemos, los toreros están hechos de otra pasta y el lorquino tiene marcada a fuego la fecha del 13 de septiembre en Albacete. Una tarde especial porque sería la vuelta al sitio donde la vida le puso la prueba más difícil.

La grandeza de este torero se extiende más allá de como torea. A la salida de la enfermería de la plaza de toros de Palencia, después de ser operado y antes de entrar a la ambulancia que lo trasladaría al complejo médico, la cámara fotográfica del Diario Palentino captó como el de Lorca tranquilizaba a sus allegados. Una imagen que habla por sí sola. Con el muslo partido, con la anestesia activa, la humanidad.img_20190831_174954

Fran Pérez @frantrapiotoros

Fotos: Diario Palentino – Óscar Navarro