FILIBERTO SALE POR LA PUERTA GRANDE EN TARAZONA DE LA MANCHA

En la plaza de toros albaceteña de Tarazona de la Mancha se celebró este domingo, 25 de agosto, la tradicional corrida de toros con motivo de su feria y fiestas en la que participaron tres matadores de toros, Román, Álvaro Lorenzo y el calasparreño Filiberto ante toros de Murube.161973

Un cartel que rehacía la empresa de Pedro Pérez “Chicote” con acierto, tras las bajas de última hora de El Fandi y Pablo Aguado. Los tres toreros actuantes, a mitad de la presente década, rivalizaron por el trono de la novillería y eso le daba especial interés al cartel. Así lo demostró la entrada que registró el coso albaceteño, cerca de tres cuartos de entrada en una tarde calurosa y con ligera brisa.161981

Román vio como el primero de la tarde se le colaba en dos ocasiones en el recibo de capa. El valenciano enjaretó al de Murube y le dejó una serie de esforzadas verónicas rematadas con una buena media.

El toro acusó falta de fuerza en los primeros compases de la lidia, pero poco a poco el toro fue afianzándose y mostró movilidad, tras ser cuidado en varas. En banderillas pareó con elegancia el banderillero valenciano Raúl Martí, que saludó desde el tercio junto al tercero de la cuadrilla, El Sirio.

Román, visiblemente más recuperado de su tremenda cornada del pasado San Isidro, brindó la faena al respetable para comenzar con ayudados por alto y naturales donde dejó series de corto metraje rematadas con buenos pases de pecho. El animal de Murube protestaba por ambos pitones y el valenciano tiró de oficio para sacar partido del animal en series donde el ajuste no fue la mayor virtud. Acabó la faena con circulares y molinetes para llegar a la gente con fuerza. Remató la labor con una estocada casi entera, algo atravesada, que no fue suficiente para atronar al animal, que necesitó un golpe certero de verduguillo para caer. La gente se enfrió y no hubo premio. Román saludó desde el tercio.

El cuarto acusó una extrema mansedumbre y causó el desconcierto entre las cuadrillas. Se las vieron y se las desearon para picar y banderillear a un toro que se hizo el dueño de la plaza. Román se esforzó en sacarle partido al burel con la muleta, pero no hubo comunión. Al final de faena, de cara a la galería, llegaron los momentos más destacados del valenciano que no estuvo acertado con la espada. Escuchó las palmas cariñosas del público.

El segundo fue un animal estrecho de sienes con el que Álvaro Lorenzo dejó un saludo capotero que fue un puro trámite. En la lidia del toro destacó el tercio de banderillas donde la cuadrilla de Lorenzo estuvo muy solvente. El toledano brindó la faena al público para iniciar su labor muletera con una tanda de derechazos en los medios con algo de desajuste. Lorenzo sacó tandas cortes de naturales que inició con buenos ayudados por alto al hilo del pitón. En el toreo en redondo llegó más conexión con el tendido que terminó de entrar en la faena en una tanda final de cambiados por la espalda que parecieron luquecinas. Agarró una estocada entera, caída y trasera de la que el toro tardó en caer. Finalmente el toro buscó el nicho y se generó en la plaza la petición de una oreja que paseó Álvaro Lorenzo.

La lidia del quinto no tuvo nada destacable hasta la faena de muleta, donde Álvaro Lorenzo conectó con los tendidos en series de derechazos y circulares. Buscó el triunfo el manchego, toreando sin ayuda por el pitón derecho. Dispuesto a conseguir la puerta grande, Lorenzo se tiró a matar, fallando al primer intento y dejando una estocada en la siguiente entrada que no fue suficiente para atronar al toro. Sonaron dos avisos antes de que llegara un certero descabello. La labor del torero causó división de opiniones.

El tercero, de mejor presencia que sus hermanos, fue recibido por Filiberto por dos verónicas de rodillas rematadas con una gran media en los medios. El toro amagó con saltar al callejón en varias ocasiones y provocó el desconcierto entre las cuadrillas en su lidia. El de Calasparra dedicó la faena al público presente para ir haciéndose poco a poco la embestida del manso de Murube. Filiberto encontró una ventana al triunfo y anduvo toreramente por la cara del animal, sobre todo por el pitón derecho, donde el animal se entregó más. Filiberto dejó buenos derechazos rematados con estupendos pases de pecho. Alargó la faena el torero como muestra de sus ganas de triunfo y el animal se puso complicado para entrarle a matar. Hubo suerte y la espada entró a la primera, aunque algo desprendida,  pero fue suficiente para acabar con el bicho. El respetable, encantado con la labor del murciano, le pidió la oreja que le fue concedida.

Al sexto lo recibió con gusto a la verónica Filiberto, que dejó una gran media en el centro del ruedo para cerrar la serie de capotazos. El animal fue excesivamente picado en varas. Para contrarrestar las protestas de tercios de montados, Filiberto dibujó un excepcional quite por saltilleras. Un quite que fue uno de los puntos álgidos de la tarde y que puso el prólogo a lo que vendría después.162019162021 (1)162020162022

Filiberto arreó y comenzó rodilla en tierra, dejando tres muletazos por el lado derecho de categoría arropados con un gran pase de pecho. El de Murube, con un excelente son, permitió el toreo. Filiberto, algo molestado por el viento, prosiguió el trasteo con voluntad por el pitón izquierdo y plasmó naturales de buen trazo. Por la derecha terminó de exprimir las embestidas del toro y puso a la gente de acuerdo con pasajes donde el clasicismo se mezcló con el toreo que gusta a los menos entendidos. El triunfo estaba en su mano. La espada no funcionó y fueron necesarias tres entradas a matar para acabar con el noble toro de Murube. El público, quiso premiar el esfuerzo de Filiberto y le pidió un apéndice. Una oreja que le  fue concedida que le abría la Puerta Grande de par en par.2

Ficha:

Plaza de Toros de Tarazona de la Mancha (Albacete). Domingo 25 de Agosto de 2019. Corrida de Toros.

Toros de Murube, aceptables de presencia y de juego desigual.

Román: Ovación con saludos y Palmas.

Álvaro Lorenzo: Oreja y División de Opiniones.

Filiberto: Oreja y Oreja (Puerta Grande)

Entrada: Casi tres cuartos de plaza

Por Marcial García

@elmuletazo

Fotos: @cultoro