VÍCTOR ACEBO TERCER CLASIFICADO EN LA FINAL DEL CERTAMEN DE NOVILLADAS DE BADAJOZ

La plaza de toros de Cabeza la Vaca casi se llenó en la noche de este jueves 22 de agosto para presenciar la final del VII Certamen de Novilladas de la Diputación de Badajoz, donde participaba el novillero sin picadores de Torre Pacheco, Víctor Acebo.

De Blanco y Oro, el color de los valientes, el alumno de la escuela taurina de Almería trenzó el paseíllo en compañía de los extremeños Manuel Perera y Eric Olivera para lidiar novillos de la ganadería del matador de toros Alejandro Talavante.

Abrió el festejo el murciano con un noble ejemplar de Talavante al que le faltó fuerza. Víctor Acebo lo recibió con tres suaves verónicas rematadas con una media. El animal mostró desde el principio su falta de poder, motivo por el cual protestó y soltó la cara en la faena de muleta.

El de Torre Pacheco estuvo muy torero. Brindó la faena al público para después templar las embestidas y sacar muletazos de buen trazo por ambos pitones. Al principio de la faena fue afianzando la embestida del novillo con muletazos a media altura para después bajar definitivamente la mano dejando series con gusto rematadas con buenos pases de pecho. Acebo se relajó y el animal se lo echó a los lomos. Se levantó sin mirarse y volvió a la cara del novillo para volver a dejar buenos muletazos. La faena acabo por bernadinas ajustadas que terminaron de meter a la gente en la faena. Pero cuando todo estaba predispuesto para el premio, el mal manejo de la espada se le cruzó en el camino. El murciano saludó una ovación.20190822_21430320190822_215809

Manuel Perera estuvo variado con el capote en el recibo y en el quite al segundo, donde realizó una gran labor por saltilleras en competencia con Eric Olivera. Su faena de muleta fue entregada, donde el extremeño lo dio todo. Sacó muletazos por ambos pitones tratando ligar las embestidas de un buen animal de Talavante que gustaba de embestir por abajo. Perera acortó las distancias y sufrió una tremenda voltereta de la que salió conmocionado. Repuesto, volvió a la cara del novillo para terminar de encender al tendido, que lo llevó al triunfo tras una estocada y un descabello. Paseó las dos orejas y el novillo fue premio con la vuelta al ruedo.

Eric Olivera se la jugó de hinojos en la faena al tercero. Comenzó el trasteo de rodillas dejando una gran serie que conectó inmediatamente con los tendidos. El extremeño estuvo templado y toreó con relajo a otro buen novillo de Talavante. Sacó tandas de trazo largo por ambos pitones, rematando con excelentes pases de pecho. El toro se fue a menos a mitad de faena pero el novillero no se cansó de estar delante de la cara del novillo. Seguro que en la escuela le enseñaran que no es bueno estirar en demasía las faenas. Dejó una estocada trasera de la que salió con un corte profundo en la mano derecha que le impidió descabellar con acierto.

Víctor Acebo recibió por verónicas y chicuelinas al cuarto novillo  del festejo. Un ejemplar de Talavante que llegó a la muleta con transmisión y poder pero que se fue a menos cuando el novillero le pudo. Víctor Acebo brindó la faena al respetable para iniciar su labor con buenos derechazos donde jugó la cintura y movió la muñeca con gusto. Los derechazos le salieron largos y compuestos, los pases de pecho fueron al hombro contrario con naturalidad y gusto. Los naturales expresivos. Acebo cautivó por su concepto y cerró la faena con unos ayudados con enorme torería. Una labor maciza, de torero con más experiencia que acabó de una estocada perpendicular, otra baja y un descabello. El público pidió la oreja para Víctor que el presidente no otorgó. Dio una justa vuelta al ruedo.

El quinto fue un complicado animal, con problemas de visión, con el que Manuel Perera realizó una muy buena labor. Tapándole los defectos al novillo, llevándolo muy tapado y haciéndolo embestir por ambos pitones. Una importantísima faena que descubrió el enorme potencial y cabeza de este extremeño. Se arrimó como un león y el animal lo volteó de escalofriante manera. Medio grogui volvió a ponerse delante ante la estupefacción del público. Mató de estocada entera y a sus manos fueron a parar las dos orejas.

Eric Olivera volvió a dejar muestra de su buen corte con el sexto. Un novillo protestón al que fijó la embestida y sacó faena por ambos pitones. Obligó a repetir al novillo para dejar series de derechazos y naturales conseguidas. Al final se pegó el arrimón subiendo los decibelios de la faena. Dejó una estocada entera al primer intento que atronó al novillo y que desencadenó la petición de las dos orejas que el presidente concedió.

Ficha:

Plaza de Toros de Cabeza La Vaca (Badajoz). Jueves 22 de Agosto. Final del certamen de novilladas de la Diputación de Badajoz.

Novillos de Talavante. De variado juego. El segundo premiado con la vuelta al ruedo.

Víctor Acebo: Ovación con saludos y Vuelta al ruedo tras petición de oreja que el presidente denegó.

Manuel Perera: Dos Orejas y Dos Orejas.

Eric Olivera: Silencio y Dos Orejas.

Entrada: Casi Lleno

Incidencias:

El jurado del certamen proclamó al finalizar el festejo a Manuel Perera como ganador del VII Certamen de Novilladas de la Diputación de Badajoz. En segunda posición quedó Eric Olivera y en tercer lugar a Víctor Acebo. La mejor ganadería del ciclo fue para la de Talavante.ECm2NrFUYAAuZ4W

Fran Pérez @frantrapiotoros