TRIUNFO ROTUNDO DE JORGE MARTÍNEZ EN SU DEBUT CON PICADORES EN PEGALAJAR

Hay cosas que no se olvidan, que no pasan de largo en tu vida, se quedan y te marcan. Son como una pequeña pluma invisible que escribe tu destino moviendo la muñeca de tus sueños. Hoy, en Pegalajar, bajo el calor de una tarde de verano jiennense, en la cara de Jorge Martínez se reflejaba la incertidumbre de la primera vez. Del saberse feliz por estar en el sitio que uno quiere, pero a la vez sentir el vuelo inevitable que hacen las mariposas por el estómago cuando la responsabilidad inunda tu ser.

Debutar con picadores, para un chaval que quiere ser torero, es como dar el primer beso. La bendita inexperiencia convertida en amor, en este caso, por una profesión tan bonita como difícil. El no saber qué pasará a partir de hoy, enfundado en fucsia y oro.

¡Qué color más de torero del Guadalentín!

Y salió su primer novillo, y Martínez dejó patente que lo suyo no va de broma, que quiere ser figura y que tiene en sus muñecas el manejo privilegiado de los chismes. Dejó de recibo unas excelentes verónicas abrochadas con una media y serpentina muy vistosa que levantó la primera ovación enérgica de sus partidarios que llegaron en masa desde Totana y Lorca.IMG-20190803-WA0059

Un puyazo caído recibió el novillo que llegó a la muleta con movilidad, pero buscón y sabiendo en todo momento la existencia del novillero detrás de las telas. Jorge Martínez brindó la faena a Ruiz Manuel, su profesor en la escuela de Almería que tanto lo ha arropado estos años atrás y formó un auténtico alboroto. Con buena cabeza, sin que los nervios le hicieran atropellar la razón, Jorge estuvo colosal por ambos pitones, llevando al toro largo, muy tapado y crujiéndolo por derechazos y eternos pases de pecho. La torería rezumaba.2-23-24-2

Por la izquierda se desbordó en sensacionales naturales que levantaron al público de sus asientos. Fue tal la entrega que el novillo se lo echó a los lomos. Se levantó casi sin mirarse, y ya repuesto, terminó de cara a la galería una faena extraordinaria. Dejó una estocada algo caída y cortó dos orejas de peso.10-2

1Al quinto, el murciano lo recibió doblándose de capote, sacándolo a los medios, dejando tres sensacionales verónicas y una media preciosa donde se quedó en la cara del novillo en un desplante torerísimo. El de Sorando, escasito de fuerza, fue medido en el peto, recibiendo un puyazo que fue suficiente para que Jorge Martínez solicitara el cambio de tercio.

Martínez brindó la muerte del toro a su padre, en unos instantes donde la emoción, y el sentimiento se apoderó de todos.IMG-20190803-WA0104

La faena comenzó en el tercio abriéndole los caminos a un noble animal que terminó tomando las telas con nobleza y en la que volvió a aflorar la torería. Martínez le dio la distancia que el novillo pedía y ejecutó tandas ligadas por ambos pitones de gran calidad y temple. El novillero se sintió, aparcó los nervios y plasmó otra reveladora actuación que malogró con la espada. Atronó al novillo de un bajonazo, una estocada entera y varios descabellos que no le permitieron subir el marcador de orejas de la tarde. Dio una vuelta al ruedo en honor en multitudes y dejó una sensación clara, si la tauromaquia es justa con él, si de verdad esta fiesta premia al que es diferente, tiene una larga carrera por delante y dará muchas alegrías a la Murcia Taurina.6-27-28-29-2

Abrió el festejo Gómez Valenzuela que se enfrentó a un novillo flojo y noble de Paco Sorando. El novillero estuvo aseado con el capote en el recibo para después estar más entonado en la faena de muleta donde puso la sal a un animal falto de transmisión. Estuvo solvente por ambos pitones, exprimiendo las embestidas de novillo y llegando mucho aun publicó que lo arropó en todo momento. Dejó un pinchazo y una estocada que acabó con el bicho y fue premiado con dos generosas orejas.

El cuarto fue un novilllo flojo pero noble que se dejó hacer. Gómez Valenzuela estuvo variado con el capote y arrollador con la muleta, en una faena de largo metraje en donde sacó partido al animal por ambos pitones, agradando mucho al cariñoso público asistente. Hubo atino con la espada y la concesión de los máximos trofeos llegó.

El novillero sin picadores Fernández Ríos actuó en tercer lugar frente a un eral complicado con el que estuvo voluntarioso y bullidor, mostrando que tiene mucho camino por delante para ir cogiendo más poso en la profesión. Hilvanó una faena resolutiva que tras tres pinchazos y una estocada fue premiada con una oreja. En banderillas estuvo soberbio el ciezano Antonio Cama.

En el sexto dio una lección de lidia el subalterno Antonio Cama. Una pena que este banderillero murciano no encuentre más oportunidades en las cuadrillas de toreros de más envergadura. El novillo fue complicado y Fernández Ríos volvió a mostrar ganas. El trasteo fue voluntarioso y fue merecedor de un apéndice.1

Ficha:

Plaza de toros de Pegalajar (Jaén) Sábado 3 de Agosto de 2019. Novillada con picadores mixta.

4 Novillos de Paco Sorando, nobles y colaboradores; y dos erales de Roque Jiménez (3º y 6º) complicados

Gómez Valenzuela: Dos Orejas y Dos Orejas y rabo.

Jorge Martínez, que debutaba con caballos: Dos Orejas y Vuelta tras petición de oreja.

Y el novillero sin picadores Fernández Ríos: Oreja y Oreja.

Entrada: Media plaza.

Por Fran Pérez @frantrapiotoros

Fotos: Juan Manuel Fernández @objetivojuanma y Miguel Ángel Espinosa