ÚLTIMA HORA DEL ESTADO DE “RAFAELILLO” Y VALORACIÓN DEL DOCTOR RICARDO ROBLES

El matador de toros murciano Rafael Rubio “Rafaelillo” continúa ingresado en el complejo Hospitalario de Navarra tras ser cogido de manera dramática ayer domingo, 14 de julio, en el último festejo de la feria de San Fermín de Pamplona.

Tras ser operado en la enfermería de la plaza de una cornada envainada en el hemitórax izquierdo, y asistido de las múltiples fracturas torácicas y costales que le produjo el envite del toro de Miura contra las tablas, el diestro pasó a ser ingresado en dicha clínica de Pamplona donde le siguieron haciendo pruebas y estudios radiológicos para saber el verdadero estado de la caja torácica del torero murciano.2019071420132512896

Dichas pruebas arrojaron que el diestro había sufrido un fuerte neumotórax izquierdo y otro derecho, afectando el izquierdo a la mitad de la caja torácica y el derecho a un tercio de la misma. Además, al diestro murciano se le observó un leve hemitórax derecho y una contusión pulmonar producida por la vértebra LII.

Los estudios radiológicos fueron más allá. El pecho de “Rafaelillo” está totalmente partido. Así lo cerciora el parte emitido por el equipo médico del complejo hospitalario de Navarra a El Muletazo.com:

“múltiples fracturas costales. En parrilla derecha el arco anterior de la 4ª costilla, acabalgada. Los arcos posteriores de la 7ª, 8ª, 9ª y 10ª costillas. Fisura de la 6ª costilla derecha. Fractura de la apófisis trasversa derecha de la 7ª vértebra. En la parrilla izquierda fractura de la 6ª, 7ª, 8ª, 9ª, 10ª, 11ª y 12ª. La 9ª con dos trazos de fractura. Varias acabalgadas. Fracturas de las trasversas derechas de L1 y L2”. Además, se detalla “enfisema subcutáneo” y “lesiones focales hepáticas compatibles con hemangiomas”.

Con este parte de guerra el diestro fue sometido de urgencia a una toracotomía para la exploración más exhaustiva  de la caja torácica del torero. En dicha operación al diestro se le cerró la hemorragia detectada entre las intercostales y se volvió a colocar un tubo de tórax a partir del que ya tenía colocado desde la primera operación en la enfermería de la plaza de toros.

Tras la intervención, “Rafaelillo” ha pasado la noche estable dentro de la gravedad, pero con fuertes dolores.

Fuentes consultadas por El Muletazo.com indican que el torero está fuerte, y que dentro de la gravedad de la lesión, ha tenido mucha suerte, porque como poco, el toro lo podría haber dejado en silla de ruedas.

El Muletazo.com ha querido saber de primera mano cuales son las impresiones del Doctor Ricardo Robles, eminencia en la cirugía taurina de la Región de Murcia y doctor de confianza del torero, ante el parte emitido por sus compañeros de Navarra.

Tiene un traumatismo torácico importante con múltiples fracturas costales y trasversas, una contusión pulmonar importante. La operación de anoche estaba indicada porque existía hemorragia entre las costillas intercostales, que cuando sangran, hay que operar para cohibir la hemorragia

Al galeno lo que más le preocupa es la contusión pulmonar: “Hay que esperar a la evolución, pero sobretodo, ahora, es la contusión pulmonar. El pulmón ha hecho un hematoma y eso no se puede operar. Espero que con el tiempo no se infecte y se resuelva. En tres o cuatro semanas, si no hay complicaciones, eso se reabsorbe y desaparece, pero en ese tiempo hay riesgo de complicaciones. Desde la distancia me da la impresión de que mis compañeros han hecho un buen trabajo con lo que no tendría que haber problemas”

En cuanto a los plazos de recuperación el Doctor Ricardo Robles comenta: “Las costillas rotas tardan en consolidar, me imagino que mis compañeros de Navarra fijarían lo que pudieron fijar. El pulmón es una cosa que no puede estar quieta y para torear tienes que respirar profundo, entonces la recuperación, a largo plazo, depende mucho de lo que tarde en soldar la fractura costal, del dolor que tenga y de la impotencia que eso le ocasione a lo largo de estas semanas. Este proceso, en un humano normal, lleva un plazo de recuperación de 3 a 6 meses. Pero los toreros están hechos de otra pasta y los médicos siempre nos equivocamos en los plazos”

Además Ricardo nos cuenta que tuvo que atender una cornada similar a un corredor de los encierros de Calasparra: “Hace unos años traté una cornada similar, con afección del pulmón y cinco o seis costillas rotas. Este paciente tenía lo mismo más medio pulmón que tuve que quitarle. Es un ejemplo parecido a lo de “Rafaelillo”. Son cornadas de gravedad. Este hombre a los 3 meses estaba recuperado y tenía sesenta y tantos años. Con lo que espero que “Rafaelillo” se recupere antes aún”

Que así sea.EQUIPO DE DOCTORES DE LA PLAZA DE TOROS CONDOMINA DE MURCIA

@elmuletazo (Pedro M. Mellinas y Fran Pérez)