LOS ACEROS DEJAN SIN PREMIO LA BUENA ACTUACIÓN DE FILIBERTO EN SANTA CRUZ DE MUDELA

Soleada y radiante fue la tarde en la singular plaza de toros de Santa Cruz de Mudela este viernes 31 de mayo, en donde se celebraba una corrida de toros con motivo del día de Castilla la Mancha. Un festejo en el que participaba el matador de toros de Calasparra, Filiberto, que encontraba así una nueva oportunidad para mostrar sus progresos y dar un toque de atención, ya que el festejo era retransmitido en directo por las cámaras de la televisión pública manchega.

El primero del lote del murciano, fue un animal noble pero falto de humillación al que Filiberto recibió por buenas verónicas de salida. Tras el trámite del tercio de varas, el calasparreño realizó un quite por gaoneras ajustadas que gustó mucho al público presente.

En la muleta, el toro echó la cara arriba en los finales de su embestida y no dejó que las buenas intenciones muleteras de Filiberto salieran todo lo limpias que él quería. Pese a ese defecto del toro, el torero consiguió dar derechazos de muy buena ejecución en unas tandas aceptables rematadas con buenos pases de pecho. Por el pitón izquierdo, el toro tropezó demasiado las telas que le ofrecía el murciano, que se esforzó en sacar naturales buenos, de uno en uno.

La faena se cerró con tandas con la derecha intentando exprimir la embestida del toro para poner la guinda con unas ajustadas manoletinas. Pero la espada no le funcionó a Filiberto, que dejó dos pinchazos, media estocada y varios descabellos y dejó en silencio el corte de un posible trofeo.

Filiberto salió a por todas en el quito de la tarde, segundo de su lote, recibiendo al toro con vistosos faroles. Luciéndose también en un quite al ralentí.

Comenzó la faena de muleta el calasparreño por estatuarios, rematados con un perfecto trincherazo que arrancó los olés de la afición.  Pese al ambiente festivo, no abandonó en ningún momento su concepto de toreo clásico. El humillador toro buscó pronto las tablas. Acortó distancias Filiberto, después de dibujar una templada tanda al natural. En cercancías y junto a las tablas realizó un esfuerzo sincero con el toro más ofensivo de Tardeu. Se tiró a matar arriba, dejando un pinchazo hondo antes de tener que descabellar, acertando a la tercera.

Esaú Fernández desorejó al buen primero tras una faena donde mostró solvencia logrando sacar naturales con largura y arrimándose al final de faena. Atinó con la espada y el doble trofeo llegó a sus manos.

En su segundo Esau de nuevo llegó mucho al tendido su forma de concebir el toreo, ofreciendo muletazos largos y templados.  Pinchó antes de dejar una estocada haciendo guardia, lo que no impidió que se le pidiese y concediese el trofeo.

Aitor Darío “El Gallo” desplegó disposición y buenas formas en su primero, no rematando la faena con la espada, siendo silenciado.

Con el que cerraba la tarde, a “El Gallo” le costó más ligar los muletazos conforme avanzaba la faena. Por momentos se le notó al joven matador su la falta de oficio.  Destacaron algunos derechazos con torería. Una media estocada, tan atravesada, trasera y caída como efectiva, mató al animal de forma fulminante. 1 oreja. filiberto.jpg

Ficha:

Plaza de toros de Santa Cruz de Mudela. Viernes 31 de Mayo de 2019. Corrida de Toros.

Toros de Tardieu, de aceptable presencia y juego desigual, en general manejables y nobles sin ofrecer complicaciones a los toreros, destacando el primero de la tarde.

Esaú Fernández: Dos Orejas y oreja.

Filiberto: Silencio y ovación

Aitor Darío “El Gallo”: Silencio  y oreja.

 

Fran Pérez y Pedro M. Mellinas