“PARRITA” A HOMBROS EN TORRE-PACHECO EN UN ENTRETENIDO FESTEJO DONDE JORGE MARTÍNEZ PIERDE LA PUERTA GRANDE POR EL MAL MANEJO DE LOS ACEROS

Con una excelente entrada y calor sofocante, Torre Pacheco ha vuelto a demostrar que es una localidad taurina y quiere toros, buena culpa de ello la tiene la excelente labor de promoción que lleva realizando su club taurino desde hace años. Un rematado cartel, íntegramente compuesto por murcianos, hacía el resto.

Al romper el paseíllo sonó el himno nacional y se guardó un minuto de silencio en memoria de los fallecidos en las inundaciones de Mallorca.

paseillo

Brindó su faena al público el rejoneador  Pencho Solano. Empezó manseando el novillo de Sancho Dávila, consiguiendo el cartagenero meterlo en la cabalgadura a base de oficio. Con su innata capacidad para conectar con el público, consiguió animar la frialdad inicial. Dio un rejón de castigo tras un primer intento fallido y con las banderillas realizó una faena solvente, donde le dio distancias al novillo intentando clavar en lo alto, no siempre con un resultado satisfactorio. Dio un rejonazo desprendido sin mucho efecto y tuvo que echar mano del descabello, cortando la primera oreja cariñosa de la tarde.

penchosolano 1solano 2

Con el primer novillo de lidia a pie se lució en el recibo Cristóbal Ramos “Parrita”, destacando una larga cambiada y una media rodilla en tierra de cartel. Capote a la espalda, no dejó pasar su oportunidad Jorge Martínez siendo ovacionado. Tras brindar al público, ofreció templados muletazos, sobre todo por el pitón derecho, mientras duró el de Sáncho Dávila que se rajó pronto. Ya en las tablas, consiguió robar estimables circulares y pases de rodillas muy jaleados por el público. Tras una estocada entera y dos intentos con el descabello, el eral acabó echándose. No atendió la petición de oreja el presidente, siendo abroncado, mientras el murciano recibió una gran ovación.

parrita1

parrita 2

parrita 3.jpg

Recibió con buenas verónicas Jorge Martínez a su primer novillo. Parrita replicó en el quite. Brindó al presidente del Club Taurino de Lorca Juan Coronel. En la muleta el de Totana realizó una gran faena a un noble novillo que pecaba de falta de transmisión. Sensacionales fueron especialmente los pasajes por el pitón izquierdo, con expresión, cadencia y temple. Auténticos carteles de toros. Eternos fueron los circulares que precedieron a la estocada que hizo guardia y el bajonazo posterior. Pese a ello se le pidió una oreja que la presidencia concedió.

jorge 0.jpg

jorge 3jorge 1

El cuarto novillo del festejo también pecó de sosería. “Parrita” realizó un esfuerzo y estuvo voluntarioso por ambos pitones aunque la faena tuvo menos calado que la realizada a su primer oponente. Sacó muletazos sueltos buenos que intercaló con otros que no salieron lo limpios y ajustados que el novillero seguro quería. Lo mejor llegó con la espada al dejar una entera, algo delantera de muy buena ejecución que fue suficiente para que el novillo doblara. Se le pidieron con fuerza las orejas que el presidente esta vez no dudó en otorgar. Un premio algo excesivo que compensaba el error del presidente de no concederle un trofeo en su primer oponente. Se curó en salud el usía que prefirió salir de la plaza tranquilo.20181012_19012020181012_19011320181012_18581520181012_191205

El último del festejo fue todo un novillo rematado y con Kilos que como sus hermanos estaba contagiado de la sosería, pero este además tenia su guasa. Antonio Cama dejó un excelente par de banderillas. En la muleta, el novillo echaba la cara arriba y protestaba en las telas que le ofrecía un Jorge Martínez relajado y muy torero. El de Totana dejó otra vez su impronta superando las dificultades del toro y componiendo sensacionalmente los muletazos. En un descuido el novillo le echó mano y le rompió la taleguilla por la zona del glúteo. Tras el susto, salió la garra del del de la escuela de Almería, que se arrimó y dejó un final de faena intenso con muletazos muy esforzados haciendo que el público terminara de entrar en la obra realizada. Cuando todo estaba dispuesto para las dos orejas, el mal manejo de los aceros dejó lo bueno realizado en un respetuoso silencio. Y dejando claro que como aquella serie de televisión, en la fiesta de los toros, sin espada atinada, no hay paraíso.20181012_19200620181012_19190720181012_19221120181012_19190020181012_192205

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros portátil de Torre Pacheco (Murcia). Novillada sin picadores mixta. 5 novillos de Sáncho Dávila, el primero para rejones. De buena presencia, nobles y faltos de chispa.

Pencho Solano,  oreja

Cristóbal Ramos “Parrita”, ovación con saludos y dos orejas

Jorge Martínez, oreja y silencio.

Entrada: Casi lleno.20181012_193356

Crónica y fotografías Fran Pérez