“LA ERA” DE PEPÍN LIRIA. TRIUNFAL DESPEDIDA DEL TORERO DE CEHEGÍN EN ABARÁN QUE INDULTA AL TORO “JABATO” DE SANTIAGO DOMECQ

La plaza de toros de Abarán registró una excelente entrada para presenciar la segunda despedida de los ruedos de Pepín Liria. Hasta la ciudad murciana acudieron muchas caras conocidas para ver el último paseíllo, al menos de momento, del torero de Cehegín. Un paseíllo, que además de suponer una despedida, también cumplía un récord, ya que Pepín Liria se convertía en el torero que más veces ha actuado en el coso de “La Era”, un total de once actuaciones, por detrás del recordado maestro José María Manzanares. Julián López “El Juli” fue el invitado a la fiesta de Liria y ambos protagonizaron un entretenido mano a mano.

A los gritos de ¡Pepín, Pepín! se inició el festejo. El de Cehegín saludó una gran ovación que un amable y festivo público le dedicó antes de que saliera el primer toro de Santiago Domecq, además de entregársele un recuerdo de tan destacdo día.

Este fue un ejemplar noble, con un excelente pitón izquierdo, al que Pepín recibió de manera arrolladora con el capote. Tras una lidia sin historia, Liria ejecutó una faena de muleta en dos partes que inició con vistosos pases a pies juntos. La parte mejor vino al principio, en la que exprimió el pitón izquierdo del colaborador toro de Santiago Domecq, dejando dos muy buenas tandas de naturales. El toro fue a menos y Liria tiró de efectismo sacando muletazos por ambos pitones y echando rodilla en tierra. Fue de hinojos, al intentar darle un pase circular, cuando el de Santiago Domecq hizo por él dándole una soberana paliza de la que salió milagrosamente ileso. Se repuso el torero, volvió a la cara del toro y acabó la faena de un pinchazo en el que la espada salió disparada a su rostro marcándole un arañazo en la zona de la nariz y el pómulo. Al segundo intento dejó una estocada entera que le valió para que se desencadenara la petición de un trofeo que fue atendido por el presidente.

275 copia419 copia449 copia477 copia

Con el tercero Pepín Liria se aseguró la Puerta Grande. Este fue un gran toro de Santiago Domecq que se dejó hacer de todo. Liria, que brindó la faena al doctor Robles, realizó una faena muy a favor del toro, dándole las distancias para que el de Santiago Domecq se viniera de largo para el éxtasis del personal. Una faena llena de pases, en redondo, naturales, derechazos y rodillazos. Hubo petición de indulto que la presidencia no concedió. Liria dio un espadazo que le valió las dos orejas y la vuelta al ruedo para el toro de nombre “Chismoso”.

Pepín Liria recibió al hipotético último toro de su carrera con un capote pintado por el artista blanqueño Luis Fernández. Un capote bendecido, que custodiaba su hija María. Un toro que terminó indultando tras realizarle una faena muy voluntariosa, que brindó a su hija María. Liria sacó lo mejor del toro y le instrumentó una faena llena de tandas ligadas por ambos pitones. El animal de Santiago Domecq de nombre “Jabato” fue a más y no se cansó de perseguir la muleta que le ofrecía Pepín. Todo un regalo para una despedida. Antes el toro cumplió en varas en un puyazo largo y acometió al capote de Liria con mucho celo, dejando el murciano un recibo arrollador. Eso, sumado al gran juego del toro en la muleta desencadenó la petición de indulto del público que la presidencia otorgó sin pensárselo mucho. Una despedida soñada.

833 copia1839 copia

Julián López “El Juli” recibió con bonitas verónicas al segundo de la tarde, un animal muy terciado de Santiago Domecq que tuvo peligro por el pitón izquierdo. Julián dejó un buen quite por chicuelinas de las que salió trastabillado sin que el toro hiciera por él. Con la muleta el madrileño estuvo voluntarioso sacando buenos momentos por el peor pitón del toro. Dejó una estocada contraria y trasera y cortó una oreja.

El cuarto se paró demasiado pronto y El Juli tiró del toro, sacándole una faena aseada con más muletazos que momentos para el recuerdo. Dejó dos pinchazo y un bajonazo infame que tras la merienda al público le pareció gloria. La petición de oreja fue atendida por una facilona presidencia.

En el último del festejo, “El Juli” salió a revienta calderas, dejando un recibimiento con el capote sensacional y un gran quite por serpentinas. Con la muleta, el madrileño comenzó la faena de hinojos llevándoselo el toro desde la barrera hasta los medios. Solo con eso el público se puso a favor de obra. La faena fue una muestra de poderío y de sabérselas todas. Dejó una estocada entera y fue premiado con las dos orejas y unirse así a la gran fiesta de la despedida de Liria.

542 copia627 copia637 copia

1990 copia.jpg

Ficha:

Plaza de Toros de Abarán (Murcia) Jueves 27 de Septiembre de 2018.

Toros de Santiago Domecq, terciados y colaboradores. El 3º, de nombre “Chismoso” premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre. el 5º de nombre “Jabato” indultado.

Pepín Liria: Oreja, Dos Orejas y  Dos Orejas y Rabo simbólicos del toro que indultó.

Julián López “El Juli”: Oreja, Oreja y Dos Orejas.

Entrada: Casi Lleno.

Incidencias:

El Ayuntamiento de Abarán entregó a Pepín Liria un diploma en reconocimiento de sus 25 años de alternativa.

253.jpg

Pepín Liria pasó a la enfermería en el descanso del festejo para ser atendido de un corte en la parte frontal derecha de la cabeza que se produjo al entrar a matar al primer toro que necesitó cuatro puntos de sutura.

Por Alberto Castillo y Fran Pérez

Fotos: Pedro Laforet