PACO UREÑA PODRÍA SER TRASLADADO A OVIEDO PARA SER INTERVENIDO DE NUEVO POR LOS MÉDICOS QUE OPERARON A JUAN JOSÉ PADILLA

La feria taurina de Albacete continúa, pero en el ambiente, como en el estómago de toda la afición y profesionales del mundo del toro, sigue ese nudo de rabia que un pitonazo seco de un toro de Alcurrucén produjo el pasado viernes. Esa rabia sigue mezclada con un ejército de esperanza. Dicen que nunca se pierde. En la mayoría de ocasiones la esperanza viene de la mano de nuevas oportunidades, de nuevos retos, de nuevas luchas. La vida a veces se muestra complicada pero no por eso deben detenerse los sueños que cada uno lleva dentro.DC_Wj5iXoAAz951

El toro de los Lozano echó la cara arriba en una verónica cuando parecía que iba embarcado en el capote haciendo diana en el ojo izquierdo de Paco Ureña. Fue un balazo inesperado. El doctor González Masegosa y su equipo pronto se alertaron y le recomendaron irse a la enfermería. La foto realizada por el fotógrafo de la cadena COPE en Albacete era reveladora para los médicos. El torero decidió seguir toreando, dando una muestra más de su valía, de sus enormes arrestos. Dicen que de héroes. Dejémoslo en que solo esas cosas saben hacerlas los que llevan por capa un traje de luces bordado.getfile (3)

Mientras eso pasaba, el servicio de oftalmología del hospital general de Albacete se preparaba para otro tipo de heroicidad. El valiente en manos de valientes.

El Muletazo ha contactado con oftalmólogos, que prefieren permanecer en el anonimato, que a su vez han podido hablar con el equipo que le intervino en Albacete.  Desde un primer momento no se ha querido desde la gerencia del hospital que sus nombres trascendiesen, firmando el parte médico emitido a mediodía el sábado la propia gerencia, sin aparecer los nombres de los doctores.

Según nos confirman dichos especialistas, el nervio óptimo no ha sido dañado, pero el asta del toro penetró y dañó la parte posterior del globo ocular, lo que a su vez provocó rotura y hemorragia vítrea. El efecto de dicha lesión, en lenguaje común, es que aunque el nervio esté bien, está dañada “la cámara” necesaria para ver. Las mismas fuentes nos indican que existe riesgo de infección y que la medicina no es una ciencia exacta y  la evolución puede ser sorprendente, pero de momento los médicos no son optimistas con respecto a la recuperación plena de la visión, aunque si en cuanto a conservar el ojo. Además el equipo que le intervino no pudo acceder bien a la zona posterior por la complejidad que supone.VZXlYVY89bpk2Cyflu3kuBJKyaKBIqhoEML1LXIH9jM

Aunque los oftalmólogos que le han operado gozan de gran prestigio, se está barajando la posibilidad de, una vez que se estabilice, trasladarle al Instituto Oftalmológico Fernández-Vega de Oviedo, centro en el que se trató la lesión de Juan José Padilla.

El Muletazo @elmuletazo (Pedro M. Mellinas y Fran Pérez)