LA AEMET ACERTÓ…….

La DANA se acumuló en los ojos de Rafaelillo tras su vuelta de luces a la feria taurina de Murcia tras varios años de destierro. Quizá, en lo artístico, no fue lo que se esperaba porque una impresentable, sosa y deslucida corrida de Parladé no estuvo a la altura de la garra, pundonor y fuerza de este pedazo de torero del Barrio del Carmen. En los primeros toros la espada se cruzó en su camino al triunfo, pero en el quinto, que fue aún más deslucido que sus hermanos anteriores, Rafaelillo lo dio todo. No quería irse sin que su vuelta a la plaza en la que soñó ser siempre lo que hoy es, lo volviera a ver pletórico de felicidad.

Y esas ganas contagiaron al público que también quiso ver satisfecho al torero. Si nos ponemos serios, las orejas no justifican lo que ocurrió en el ruedo, pero si el sufrimiento de un torero que se ha visto apartado de la plaza de su tierra durante demasiado tiempo. Fue como decir un “Aquí estoy, he vuelto”. La AEMET acertó. Pero es que el meteorólogo era taurino y pensó en los ojos de Rafaelillo. Inundaciones de emoción._77I6352

Tuvo el torero el gesto de brindar al empresario Ángel Bernal, ese que lo había dejado fuera de la feria durante tres años seguidos. Fue como la firma para sellar la Paz. Un acuerdo para que la absurda guerra civil entre las dos partes quede atrás y para que juntos puedan caminar hacía una nueva senda. Quién sabe si en un futuro de la mano, porque Rafaelillo necesita un giro en su carrera y Ángel tiene la gran virtud de ser un apoderado que sabe ofrecer ese giro demandado. Todo se andará.

Tras la vuelta a casa ahora falta ponerla en orden. Murcia merece ver a Rafaelillo con todo su potencial en la plaza. El torero pidió en el invierno matar seis toros en La Condomina. Seis toros de Miura, como catedrático de este hierro. Ese es el lugar donde Rafaelillo se ha labrado un nombre y donde los que le apreciamos queremos volverlo a ver. Lo necesita la plaza, el torero y la afición. Estamos tardando.

Fran Pérez @frantrapiotoros