CRÓNICA DE LA 3ª DE FERIA EN CALASPARRA: OREJA PARA JORGE RICO Y BUEN CONCEPTO DE DIEGO SAN ROMÁN EN UNA ABURRIDA NOVILLADA

En el ecuador de la feria llegó el garbanzo negro, una novillada con poca historia en la que se impuso el aburrimiento.

El aragonés Jorge Isiegas se lució ante el primero de la tarde en un ajustado quite por gaoneras,  tras sacar al novillo del caballo por segunda vez en la puerta de toriles. Hasta cuatro veces perdió la muleta en un trasteo desigual ante un ejemplar de Castillejo justo de fuerzas, que comenzó metiendo la cara con calidad para terminar rajándose y poniéndose complicado a la hora de matar. Estuvo muy desacertado en la suerte suprema.

El cuarto de la tarde, segundo del lote de Isiegas, se desplazó entre derrotes con la cara por las nubes. Otra vez se atascó con los aceros escuchando un cariñoso silencio tras un sinfín de intentos.

IMG_6061IMG_6084

Jorge Rico regresaba Calasparra para defender su Espiga de Oro como triunfador de la pasada edición de la feria.  Con el mejor lote, dejó constancia de que sigue manteniendo su conexión con el público, aunque en el toreo fundamental no estuvo a altura del pasado año. Y eso que recibió a su primero con un farol en el tercio tan cargado de disposición como desangelado en el conjunto. Entre enganchones, el novillo fue por dos veces al caballo. En el trasteo de muleta intercaló gestos al público entre excesos de distancia y ausencia de quietud. Lo mejor fue una estocada casi entera al encuentro en la que aguantó como un jabato la embestida. Le valió la oreja, aunque resulte paradójico, idéntico premio al que obtuvo Adrien Salenc tras la gran faena al extraordinario “Montañés” de Valdellán.

Con el quinto, fueron ovacionados el picador Francisco Javier Elena y el banderillero Dani Oliver. Brindó Rico a sus apoderados Pedro Chicote y Óscar Fernández. Abusó del pico de la muleta y de la gesticulación. Recibió una ovación tras matar de estocada habilidosa y descabello, siendo aplaudido “Caramelo” en el arrastre.

IMG_6170IMG_6209

Diego San Román tropezó con el peor lote. Se le notó con oficio pero poco pudo hacer. Tras administrar la faena hasta llegar a la muleta, recibió al natural a su primero, tercero de la tarde, en la misma boca de riego. Estuvo por encima del novillo que no terminó de entregarse en una faena de más a menos. Entró a matar con decisión dejando una estocada casi entera. Fue ovacionado tras petición de oreja, que el presidente en esta ocasión no atendió.

Con el manso de libro que cerraba la tarde, el mexicano San Román no pudo hacer nada más que matarlo con decoro y dejar una buena impresión.

IMG_6292IMG_6312

FICHA DEL FESTEJO

Calasparra (Murcia). Novillada con picadores.Tercera novillada de la Feria del Arroz. Novillos de Castillejo de Huebra -el segundo con el hierro de José Manuel Sánchez-, deslucidos y mansos tercero, cuarto y sexto. Manejables primero, segundo y quinto.  Entrada: Dos tercios.

Jorge Isiegas, silencio tras aviso y silencio tras dos avisos

Jorge Rico, oreja y ovación

Diego San Román, ovación tras petición y silencio.

 

Pedro M. Mellinas @pedrommellinas

Fotos: Raspa