LORQUÍ SE QUEDA SIN TOROS

Les ofrecemos el boceto del cartel que estaba previsto anunciarse a los medios de comunicación la pasada semana. En Lorquí (Murcia) y organizada por Antonio Soler, una corrida de toros de Herederos de Garzón y Valdenebro en la que se anunciarían los matadores de toros Víctor Janeiro y Juan Belda, con el novillero sin picadores José Nicolás.  Este último con un novillo, entendemos, aunque en el boceto ponga por error un toro. Este cartel no se va a dar. Salvo milagro de última hora, este año las fiestas de Lorquí lo serán menos al no haber toros.

cartel

Pese al ofrecimiento de al menos tres empresas al ayuntamiento, además de la de Soler: Toros El Redondel, Grupo VientoBravo y Resaso, el alcalde de Lorquí Joaquín Hernández Gomaríz (en la foto) le encomendó hace tres meses la organización de una corrida de toros al empresario Antonio Soler, sin escuchar otras ofertas, por el buen trabajo realizado los años anteriores. Circunstancia más que justificada y respetable.

joaquin hernandez

El empresario de Villanueva ya tenía totalmente cerrado el cartel e incluso el boceto del mismo que les ofrecemos, cuando hace 15 días se puso en contacto con el alcalde de nuevo para comunicarle que no iba a ofrecer la corrida de toros pactada -con subvención municipal- por motivos personales.  Motivos respetados tanto por el alcalde como por este periódico digital.

Conocida la imposibilidad de Soler, nos hemos puesto en contacto con el resto de empresas interesadas, confirmándonos al menos una de ellas que estaría dispuesta y a tiempo todavía de programar un festejo taurino para que una localidad con el arraigo taurino de Lorquí no se quedase sin toros.

Sabido esto, nos hemos puesto en contacto también con la concejal de Cultura y Festejos del ayuntamiento de Lorquí María Dolores García Rojo, interesándonos por saber si existe interés por parte del ayuntamiento en ofrecer toros en Lorquí con otro empresario. Nos ha atendido amablemente siendo la respuesta la siguiente:

“Este año por premura hemos decidido no hacerlos. Entre otras cosas, el programa ya está cerrado y no podemos cambiarlo”.

Nos preguntamos la razón por la que el alcalde no movió ficha cuando conoció la decisión de Antonio Soler y buscó una alternativa para que su pueblo no se quedase sin toros.  Y ahora,  conocido el interés de al menos una empresa en que no se pierdan, no se explora dicha vía y se justifica la decisión con un escueto “el programa está cerrado”. Demasiados enigmas y un pueblo más sin toros.

 

Pedro M. Mellinas @pedrommellinas