UREÑA HACE TODO LO POSIBLE PARA ESTAR EN MADRID EL VIERNES

urena5-kYDG--620x349@abc.jpgLa noticia llegó a muchos aficionados en los corrillos de Las Ventas antes de entrar a los toros. ¡Paco Ureña ha sido operado!
Según el parte médico que nos remitió su gabinete de prensa el de Lorca fue  intervenido en la mañana de ayer martes por el doctor Mac Veigh que confirmó una hipertrofia facetarea lumbar con el bloqueo de las facetas (L3, L4, L5 y S1).
¿Qué que es eso? Es una sobrecarga de las articulaciones vertebrales, llamadas facetas, que se encuentran en la parte posterior de las vértebras, en este caso por el fuerte golpe recibido en el tentadero. Se da normalmente a nivel lumbar y genera dolor y disfunción en las articulaciones interapofisarias vertebrales y en los tejidos blandos adyacentes provocando limitación para el ejercicio y dolor lumbosacro. Hay varios tipos de tratamientos para la dolencia pero en este caso se ha optado por una operación con láser. El láser produce analgesia debido a la liberación de ciertas sustancias que inhiben el dolor (libera serotonina, que es el precursor de las endorfinas). Además disminuye la inflamación que pueda estar generando el dolor a nivel de la articulación facetaria.sindrome-facetario
Ante esta situación y con el reposo absoluto indicado por el doctor en las primeras 48 horas tras la intervención, la presencia de Paco Ureña en la corrida de toros de la Feria de San Isidro del próximo viernes no deja de ser una incógnita.
Sabemos que el torero está haciendo todo lo posible para hacer su segundo paseíllo en la feria de San Isidro, he de ahí esta intervención  con láser, pero también es verdad que los doctores han recomendado que si no se experimenta una mejoría, sería una temeridad torear, ya que la lesión se podría agravar si el diestro sufriera un revolcón. De momento se cumplen los plazos previstos, pero el paso de las horas irá resolviendo la incógnita.
Su posible ausencia, hace que el cartel del viernes, dónde el principal atractivo es verlo a él, quede descafeinado. La empresa, a la espera de Ureña, trabaja para si se da el caso sustituir al lorquino. Han sonado muchos nombres. Que si Javier Cortés, que si Fortes, que si Pablo Aguado. De momento, y hasta que no se diga lo contrario la tarde es de Ureña. Y ojalá que así lo sea. Porque la mejor vista llega después de la escalada más difícil.
Fran Pérez @frantrapiotoros