LA FERIA DE LA PROFECÍA por Fran Pérez

Una de las mejores noticias de la feria de San Isidro 2018 que trascurre estos días en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid es el buen nivel ganadero. Además de ser una feria donde las corridas de toros están saliendo muy bien presentadas, prácticamente cada tarde están saltando al ruedo toros que ofrecen muchas posibilidades para el triunfo de los toreros. Con un tercio de San Isidro celebrado, son muchos los toros que los aficionados tenemos en mente. También los toreros, porque, lamentablemente, no ha llegado el triunfo con ellos y la rotundidad necesaria para la gloria se ha quedado a medio camino. Es por eso que esta feria va camino de convertirse en la feria de la profecía.

De esa que dictó un torero una noche después de que Julián López “El Juli” lo barriera en el Puerto de Santa María allá por el mes de agosto del pasado año. Su estrategia para irse y reaparecer este año con un caché más alto se revistió de “Nostrapacus”.

¿Qué quién es ese? Pues Paco González el periodista deportivo. Cada vez que el director de “Tiempo de Juego” de la cadena COPE dicta sentencia, todo ocurre pero al revés. “Illarra no tiene mucha fe en el golpeo” …. y gol de Illarra. Ese ejemplo, uno de tantos.

MORANTE-JEREZPues Morante de la Puebla lo clavó. “El toro tan grande que sale hoy va en contra del toreo de arte, ya no puedo más

Poder ha podido, porque ya ha reaparecido en Jerez de la Frontera, porque como las tetas, los billetes tiran más que las carretas. Y el toro, grande, ese que da miedo y respeto, está dando un recital de oportunidades para artistas y valientes en Las Ventas. ¡Bendito el profeta! Gracias de parte de la afición.

Ahora sólo queda que el augur lo compruebe en Madrid y no en plazas de medio pelo donde el toro no es el de la iluminación. Para un año que todo va en sintonía, y tampoco hay pendiente en el ruedo, lo mismo llegaba su ansiada puerta grande. Habrá que esperar.

No está la situación de los novilleros para esperar como el arúspice. La feria se abrió con el sabor agridulce de ver a los chavales perder el tren que le ofrecieron los novillos de Guadaira. El mundo de las novilladas da mucho miedo. También pena. El problema no es que se den pocas novilladas, el problema es que las pocas que se dan no las torean los que deben y están preparados para ello. Las torean los novilleros que llevan buena sombra económica o de intereses por detrás, los que van con cambios de tú me pones aquí y yo allí y lo comido por lo servido, o los que se han bajado los pantalones y han pagado por torear metiendo a su familia en la ruina. Cuantas ilusiones perdidas en un sofá. Para el mundo novilleril la fiesta necesita una profecía como la de Morante.

Y es que los hechos son los hechos. Y ese toro con kilos y puntas, enorme, tan criticado por la prensa especializada en vivir de la publicidad de las empresas y los abracitos toreros, lleva una larga lista de éxito.

Tres toros de Ricardo Gallardo de los cuales uno, el segundo, de nombre “Hechizo” (hermano de un toro con el mismo nombre indultado en La Condomina en el año 2004 por Pepín Liria) fue huracán bravo para formar la marimorena. Otros tres de Baltasar Ibán, con dos de ellos, los jugados en tercer lugar “Mexicano” y cuarto “Lastimoso II” para poner Madrid boca abajo. Dos toros de Las Ramblas, un sobrero de José Cruz, dos toros de El Puerto de San Lorenzo “Cuba II” y “Pitinesco”, un extraordinario “Aguador” jabonero de Cuvillo y otro hermano suyo de nombre “Rosito”, otro jabonero candidato a llevarse todos los premios de la feria de Juan Pedro de nombre “Ombú”, un Jandillita con mala suerte en el sorteo y un lucero de Alcurrucén de nombre “Segoviano”.

Y todavía quedan tres semanas…….

Ureña y Talavante rozaron la puerta grande pero al espada les dijo eso de “Hoy no, mañana”. Fortes perdió un orejón ganado a ley porque el presidente decidió ponerse durito con él. Luego llegaron las figuras, y el mismo presidente regaló orejas a Ferrera y Manzanares. Otra con papel estampado se llevó Francisco José Espada en la de Baltasar Ibán, lo mismo que Castella en la de Jandilla o Adame en la de Alcurrucén. Y Luis David le cortó una al gran Juan Pedro de dos.

Sólo queda que la feria explote. Y que la Puerta Grande se abra de par en par. Y si es para un murciano mejor.

Fran Pérez @frantrapiotoros