UNA CORRIDA DE TOROS PARA CELEBRAR CUARENTA AÑOS DE AUTONOMÍA por Alberto Castillo

Z.BAND_.-MURCIA5-300x200Tras muchos años de ausencia de carteles para celebrar lo que era un festejo tradicional en el calendario taurino murciano, del mes de junio, en este dos mil dieciocho nos encontramos con la agradable noticia de la celebración de una corrida de toros en el coso ceheginero donde, además, tomará la alternativa el novillero local David Fernandez. Un hombre, hasta ahora, injustamente olvidado en su propia tierra que ese día, así está previsto, se convertirá en matador de toros de la mano nada más y nada menos que de Enrique Ponce ¿o debería decir don Enrique? Y como testigo el Fandi. Un cartel, sin duda, atractivo y atrayente. Y lo mas curioso, lo que mas me ha causado admiración, sin duda que no lo sabe ni el propio empresario que da el festejo, es que la Región de Murcia, este año, cumple cuarenta de andadura autonómica. Es una feliz coincidencia que el destino ha querido que se produzca. Todos tenemos como referencia la fecha de 1982, nueve de junio, cuando Su Majestad el Rey sancionó el Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia y de ahí surge la celebración de esta fecha, pero hay que mirar hacia atrás y veremos que la “aventura” autonómica comenzó mucho antes.2011-06-15_IMG_2011-06-15_13_54_16_rey

Existió, aunque pocos lo recuerden, el conocido como “Ente Pre Autonómico” que se creó precisamente para preparar el camino al Estatuto propiamente dicho. Y este organismo, con la firma y autorización del rey Don Juan Carlos, se firmó el 29 de septiembre de 1978. Hace por tanto cuarenta años. Se creó el diez de noviembre de aquel año y se constituyó, oficialmente, el día 24 de dicho mes y año. Por tanto, en este 2018, el 24 de noviembre, cumplimos cuarenta años de autonomía. Aquel órgano de transición estuvo compuesto por doce parlamentarios, doce representantes del territorio y un representante de la desaparecida Diputación Provincial y como presidente se eligió al recordado Antonio Perez Crespo. Por cierto, gran y entendido aficionado taurino que no se perdió festejo, hasta pocos meses antes de su muerte, en numerosos cosos de España. Por tanto, la corrida de este año, respetado Pedro Perez “Chicote”, coincide con nuestros cuarenta años de historia autonómica sin duda un hecho que usted desconocería pero que el destino ha querido que se junte a su deseo, extraordinario, de ofrecernos a los aficionados un magnifico festejo con un mas que atractivo cartel.

En aquellos comienzos de la autonomía el día que se celebra, el nueve de junio, se programaban conciertos de música popular, exhibición de bailes regionales, bandas de música por las calles hasta una paella gigante conocí yo en las cálidas riberas de nuestro Mar Menor. Y por supuesto una corrida de toros. Nunca faltaba. En una u otra plaza de la Región, incluso la secular Condomina, fueron escenario de esas corridas que empezaron siendo tradicionales, pero con el paso de los años, y la apatía tan murciana ella, dejaron de celebrarse. De la corrida, quizá por sus costes y la escasa asistencia, se pasó a festejos menores, alguna novillada de mas o menos relumbrón y poco más. Poco a poco asistimos impotentes a su desaparición. Es cierto, tengo que hacer obligado inciso, que el murciano carece de “sentimiento regionalista” y que aquí somos españoles y punto. De esto se podría hacer una tesis antropológica y nos faltarían folios para poder explicarlo. Bien por nuestras raíces de tierra conquistada y repoblada por muchos. Bien porque no somos “valencianos, ni manchegos ni andaluces” Bien porque no hemos tenido, jamás, conciencia de tierra propia o incluso por la dejadez que, históricamente, hemos sentido hacia el propio terruño lo cierto y verdad es que la “conciencia regional” jamás se despertó en Murcia. Esto, como he dicho anteriormente, es un inciso o pensamiento en alta voz para que el lector tenga clara visión de porque el día nueve de junio se ha quedado únicamente en un día que muchos viven como el “primero de playa” y poco más. El acto oficial, cada día más oficial y soporífero, donde para el Gobierno todo está bien y para la oposición todo esta mal. Y pare usted de contar.20180504_104001

Por eso celebro, sobremanera, que un empresario taurino como es Pedro “Chicote” se haya aventurado a ofrecernos este corridón de toros en el coqueto coso ceheginero que ahora está bajo su dirección. Este empresario sabe lo que hace y como lo hace, no me cabe duda. A el se debe, ahí están las pruebas, la resurrección de la Caverina y la temporada taurina de Calasparra que es ya objeto de atención de los medios nacionales. Algo impensable hace unos años. Su Feria del Arroz y la corrida del “día de los Santos” son claros exponentes de la apuesta que este empresario hizo hace algún tiempo por la ciudad arrocera y la afición murciana. Por tanto, celebremos el festejo de Cehegín y vivamos una tarde magnifica, sobre el papel, donde un novillero de la tierra va a coger el doctorado que tanto merece y de las manos de un Maestro Ponce admirado, valorado y muy querido en estas tierras murcianas. De testigo un Fandi que en la región tiene innumerables seguidores y que sin duda hará las delicias del respetable, que es quien paga la localidad, con sus peculiares maneras ante los toros.regin-de-murcia-3-638

Y si estuviéramos a tiempo, que lo desconozco, bueno sería que el empresario granadino, Pedro Perez “Chicote”, anunciara o reafirmara en los carteles esta corrida con eso de “Cuarenta años de Autonomía de la Región de Murcia” 1978-2018 pues es una fecha que, incluso, los murcianos desconocen en su mayoría. Con ese guiño a la historia de la Comunidad estaremos también haciendo “historia” y el cartel, para coleccionistas, amigos de las efemérides, críticos taurinos e incluso historiadores tendría un valor añadido. Estoy seguro de que, este humilde artículo, que además marca mi vuelta al querido Muletazo hará saber a todos, políticos incluidos, que este año hay algo mas que celebrar en la historia de Murcia pues cuarenta años es una fecha bonita, redonda y digna de ser celebrada. Aunque nadie se acuerde de aquellos comienzos de andadura autonómica. Si Dios quiere nos veremos en Cehegin. La ciudad de las “Maravillas”

Alberto Castillo @castillo_albert