PACO UREÑA ARRANCA UNA OREJA HEROICA EN VALENCIA Y TRIUNFO DE ENRIQUE PONCE

El lorquino Paco Ureña volvía al coso de la calle de Xátiva tras ser el triunfador de la temporada en 2017. Dejó el listón muy alto, se anunció con las máximas figuras y, lejos de decepcionar, ha emocionado con su personal forma de concebir el toreo. Entrega sincera y sin reservas. Además ha sufrido un auténtico palizón, siendo traslado al Hospital para ser sometido a distintos estudios para conocer el alcance de la lesión.

Fran Pérez ha presenciado el festejo en directo, que además ha ofrecido la soberbia actuación de un torero de época como Enrique Ponce. En breve nos ofrecerá su particular punto de vista. Mientras tanto les dejamos con la redacción toro a toro que desde Valencia nos ofrece Javier Fernández-Caballero, compañero de Cultoro, para los lectores de El Muletazo. 

dos

Se frenaron los 539 kilos del primero en el capote de Enrique Ponce de salida. Manuel Quinta, de coral y oro, dejó la primera vara a pesar de estar guardando la puerta ya que el toro se fue para ese lado, incluso arrancándole el capote a Jaime Padilla tras el encuentro. Por verónicas fue el quite improvisado del valenciano, obligándole a pararse de nuevo en la segunda vara que, ahora sí, ejecutó José Palomares su palo. Quitó Alejandro Talavante por chicuelinas y replicó por el mismo palo Enrique Ponce en un duelo sano. Luis Fernández “Jocho” tan sólo pudo clavar el primer garapullo en el primer encuentro, haciéndole hilo hasta las tablas; Jaime Padilla entró en segundo lugar ante la lidia de Mariano de la Viña. Directamente a torear montera en mano se puso Enrique Ponce a pesar de que se le arrancó el animal en el inicio. Ya con el animal brindado al público, las tandas por la derecha se sucedieron ante el delirio del tendido. El toreo de mano baja llegó, con los hombros caídos y la mirada en el animal, al que entendió por ese lado. La bianquina ejecutó –muletazo inventado por él mismo-, antes de intentarlo al natural por donde no se dejó tanto el de Garcigrande. De una estocada de la que tardo en caer mató al animal. De nuevo volvió a liarla la presidencia y no le otorga la merecida oreja a Ponce a gritos de ¡dimisión!

Sin lucimiento fue el saludo de Talavante al segundo de la tarde. Empujó lo suyo en el primer puyazo ejecutado por Manuel Cid. Soltando la cara en el capote de Valentín Luján fue el de Garcigrande antes del quite por gaoneras de Ureña. Bien ejecutó la suerte Juan José Trujillo en el primer par y Francisco Javier Sánchez Araujo fue efectivo en su par. Falta de entrega y profundidad fue la embestida del astado, con el que acortó Talavante y mató a la segunda.

“Postinero”, marcado con el número 29, era el tercero de la tarde, primero de lote de Paco Ureña. El murciano lo recibió por verónicas. Lidió Curro Vivas tras el tercio de varas ejecutado por Vicente González. Los enganchones deslucieron el inicio de la faena de Paco Ureña, y además varios extraños del animal hicieron que no fructificase el toreo, pero una tanda por el derecho en el ecuador muleteril en la que logró conectar, mostró la firmeza del murciano. Se inventó la faena ante un animal con muchísimas teclas, pegándose un arrimón para ser ovacionado tras matarlo.

IMG_20180317_194439

También dejó su aroma a la verónica Enrique Ponce en la salida del cuarto. Delantero fue el segundo puyazo de Manuel Quinta, acertando en el primero. A pies juntos y templadísimo fue el quite de Ponce.  Mariano de la Viña y Jaime Padilla pasaron las de Caín para banderillear al animal ante la lidia de Jocho, por las pasadas cortantes que ofrecía. Con la diana floreada sonando, brindó al respetable Ponce, comenzando faena en redondo por la mano derecha. Por ambos lados prosiguió buscándole las embestidas al animal, incluso finalizando faena por molinetes de rodillas. Pinchó feo en el primer encuentro, entrando la espada a la segunda. Dos orejas compensando la labor del primero.

“Veleto” llevaba por nombre el quinto, número 81, nacido en noviembre de 2013 con un peso de 545 kilos. Miguel Ángel Muñoz, de azul y oro, se encargó del tercio de varas del animal mientras guardaba la puerta Manuel Cid. Por delante en el tercio de banderillas entró Valentín Luján, que tuvo una buenísima actuación ante la lidia de Juan José Trujillo. Momento de apuro el de Luján tras el par de Sánchez Araujo, al ponerle el pitón en los mismos pechos el toro. El público valoró el gesto del torero de plata y ovacionó el momento. Al público fue el brindis de Talavante, que tuvo gusto en el inicio de faena por doblones rodilla en tierra. Deslucido animal con el que también acortó Talavante.

Mientras guardaba la puerta Vicente González, le hizo frente al sexto puya en mano Pedro Iturralde. Incierto se mostró en los pares de Curro Vivas –que pasó un momento de apuro casi al perder el pie en el par- y Álvaro López “Azuquita”. Lo lidió Víctor Hugo Saugar “Pirri”. A punto de arrollarlo estuvo el astado con un animal muy suelto, al que tuvo que domeñar a base de toque fuerte y de templar el tranco que ofrecía el de Garcigrande. En un momento de angustia, lo prendió el astado dejándolo mermado físicamente. Tras estoquear al toro, pasó por su propio pie a la enfermería del coso donde lo están examinando. Oreja.

oreja

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Valencia. Octava de la Feria de Fallas. Corrida de toros. Casi lleno.

Seis toros de Garcigrande y Domingo Hernández. 

Enrique Ponce, vuelta al ruedo y dos orejas. 

Alejandro Talavante, silencio y silencio. 

Paco Ureña, ovación y oreja. 

 

Javier Fernandez-Caballero. Fotos: SCP Valencia