SIEMPRE NOS QUEDARÁ MERENCIANO RUPERTO

Cuando parece que en la Fiesta está todo desgraciadamente “atado y bien atado”, reconforta que existan pequeños oasis para la afición como el que siempre aporta la familia ganadera Merenciano Ruperto.

Antonio Merenciano se hizo cargo de la ganadería tras el fallecimiento de su padre, y sigue preservando intacto el legado recibido. Ganadería situada en tierras albaceteñas, su corazón murciano hace que su casa siempre esté abierta a los jóvenes que empiezan en nuestra tierra.

Este año cuenta el ganadero con algún utrero suelto para poder lidiar, con un festejo para la Escuela Taurina de Albacete y con un festival. Y es que en los tiempos que corren conviene ir “sobre pedido”, más que ir a la aventura. Pocos festejos y siempre las mismas ganaderías.

Como pueden ver en la fotografía que acompaña esta noticia, en el día de hoy ha vuelto a abrir su casa a los nuestros. Han entrenado y disfrutado de su pasión ante tres vacas el matador de toros caravaqueño Antonio José “El Rubio”, que se levanta cada mañana mentalizado e ilusionado como si fuese a torear el día siguiente…El calasparreño Filiberto, preparándose para el importante compromiso de Blanca, y el novillero ceheginero David Fernández, centrado en tomar la alternativa esta temporada. Junto a ellos ha estado el joven novillero sin caballos de Alcabecete Adrián.

tentadero

¡Gracias Antonio! ¡Gracias familia Merenciano Ruperto!

 

Pedro M. Mellinas @pedrommellinas