EL SOÑADO FESTIVAL DE LA ALEGRÍA

erasmus-experience-murcia-spain-louisa-66a1067a26ec5155f85454690f4f9924La sorpresa de la no inclusión de “Rafaelillo” en la feria de abril de Sevilla abre otra incógnita en los aficionados murcianos. Como saben, la empresa de la plaza de toros de Murcia anunció hace unos días que la fecha de celebración del tradicional festival a beneficio de la Asociación Española contra el Cáncer en Murcia se celebrará el próximo domingo 22 de abril. Ese día era el previsto para que Rafael Rubio toreará en Sevilla, excusa perfecta para dejarlo, otro año más, fuera del festival. Pero lo que ha pasado en Sevilla ha trastocado los planes de la empresa de Murcia que tendrá que rebuscar en el cajón de los pretextos para justificar su ausencia.

Con el del barrio del Carmen fuera de la feria de Abril, lo lógico y lo normal, sería que estuviese presente en el magno festival. Pero ya son muchos años, y todos los aficionados murcianos sabemos, que lo lógico y lo normal, no pasa por la Condomina hace ya algunos años.

Estamos seguros que el festival se llenará de figuras como todos los años y que será un éxito rotundo, pero creemos que ese éxito podría conseguirse igual si el festival se centrara en los toreros de la tierra. Con Pepín Liria lógicamente fijo en el cartel abriendo plaza y la justa presencia del novillero de San Javier, triunfador de la novillada de la pasada feria, Ramón Serrano, cerrando el cartel,  los otros puestos podrían ser ocupados por matadores de toros de la Región que no desentonarían y que conseguirían que un buen número de gente de los pueblos de la Región se desplazase hasta la plaza de toros de la Ronda de Garay.

Sólo por su reconocimiento por toda la afición taurina del mundo, por llevar el nombre de Murcia allá por donde van y porque la historia de la tauromaquia en la Región de Murcia no podría explicarse sin ellos, los nombres del antes mencionado Rafaelillo y de Paco Ureña deberían grabarse a fuego en el cartel del festival.

Otro de los fijos, porque se lo deben, porque los triunfos en la plaza deben ser premiados y porque ser dos veces consecutivas triunfador de la feria de Murcia no está al alcance de todo el mundo, Antonio Puerta debería ser el quinto nombre.

El sexto, el de una mujer. Ella merece como el que más estar allí. Ya lo pidió el pasado año para homenajear a su madre que pasaba por unos momentos delicados de salud. Si los taurinos se vanaglorian de ser los más solidarios también deben ser las personas con más sentimientos. Una pregunta ¿Quién daría más en el festival, una figura harta de estas cosas y que viene solo a por la pasta o la murciana Conchi Ríos?

Filiberto completaría este cartel imaginario. El de Calasparra, último murciano en llegar al escalafón de matadores de toros, necesita de oportunidades como esta para abrirse paso. Este festival, con toda la atención del toreo en él, es un gran escaparate y plataforma para buscar contratos y para dejar claro que su nombre también debería sonar en los carteles de septiembre. Y por cierto, que los otros murcianos que no hemos nombrado nos perdonen. Les deseamos lo mejor y seguro que les llegará algún día la oportunidad.

Pongan la ganadería que quieran. Aquí hemos puesto la de Álvaro Domecq, con historia de triunfos en Murcia y una ganadería con “esa cosa” que gusta al aficionado.

Sabemos que no pasará. Pero déjennos presumir de Murcia y sus toreros. Qué bonito sería que ese 22 de abril nos reuniéramos todos en La Condomina, nos miráramos las caras y llagáramos a la certeza de que merece la pena seguir luchando por esto.FESTIVAL CANCER 2018

Fran Pérez @frantrapiotoros