ENTRE LAS OBRAS DE PASCUAL DE CABO BRILLÓ LA BRAVURA DE MARI FORTES Y CONCHI RIOS

20180209_205645El Palacio Huerto Ruano de Lorca acogió en la noche del viernes 9 de febrero otro de los actos que componen el III Ciclo Cultural Taurino de Lorca que con gran notoriedad ha organizado el Club Taurino de Lorca. En esta ocasión se trataba de una noche que mezclaba el arte, con la inauguración de la exposición de pintura del reconocido pintor alicantino Pascual de Cabo, con la experiencia de dos mujeres que han tenido los arrestos de vestirse de luces, en un mundo del toro que lamentablemente no ha sabido, o no ha querido, darle valor a tan tremenda gesta.IMG-20180208-WA0006

Después de la apertura de la exposición de las obras de arte de Pascual de Cabo, el salón de actos del Palacio Huerto Ruano colgó el “no hay localidades” para escuchar a la bravura malagueña en persona, novillera puntera d de los años 70 y madre del torero Saúl Jiménez Fortes, Mari Fortes y a la matadora de toros murciana, la ilusión personificada, única mujer torero en desorejar un novillo en la plaza de toros de Las Ventas y una de las 100 mujeres, la única española, más influyentes del mundo según la cadena de televisión británica BBC, Conchi Ríos.IMG-20180210-WA0003

La tertulia, moderada por María José Barrera, hija del matador de toros Pedro Barrera Elbal, comenzó con el recuerdo a todas las mujeres torero de la historia hasta llegar a las carreras de las dos presentes.

Mari Fortes, desgranó los comienzos de su carrera y como le iban cerrando puertas por ser mujer. Fortes, muy convencida, declaró que a las mujeres toreras no las tomaban en serio y que la invención de las novilladas de 6 matadoras, conocida como 6 toreras 6, fue algo nefasto para la fiesta porque ponía el toreo femenino entre los espectáculos cómicos taurinos. Consciente de ello, Mari se salió de ese montaje para ir por su cuenta. Y le salió bien. De una novillada triunfal en Barcelona consiguió 20 contratos que la auparon en el escalafón de novilleros, recordando una tarde en el Puerto de Santa María como una de las mejores de su andadura. Luego, una lesión de rodilla le impidió tomar la alternativa y provocó su retiro. Ahora, Mari, dice sufrir más al ver a su hijo en los ruedos que como matadora de toros, aunque matizó que su sufrimiento también se extiende fuera de los ruedos al ver como la tauromaquia no reacciona y se pliega a un monopolio. La malagueña, sin tapujos, no dudo en reclamar la independencia de todos los estamentos de la fiesta. Que los apoderados solo sean apoderados, que los empresarios sean solo empresarios y los ganaderos solo ganaderos.IMG-20180210-WA0005

Conchí Ríos comentó como decidió ser torera. No podía ser en otro sitio que en su Murcia natal, donde tras una tarde de éxito en la Condomina decidió probar suerte. Y de novillera no le fue nada mal, con una carrera ilusionante en la que conquistó todas las plazas donde toreaba. Un verano, por Julio, en Madrid, un novillo le cambió la vida al permitirle dar unos muletazos sentidos y cortarle las dos orejas en la catedral del toreo. Una puerta Grande en Las Ventas que más que alegría le llevó a una exigencia máxima en los públicos y a un repugnante silencio en los despachos. Nadie contaba con ella. Pese a todo no perdió la ilusión y consiguió tomar la alternativa en 2016 en la plaza de toros de Cehegín. Lamentablemente las oportunidades no le llegan y cuando llegan es para pedirle dinero por torear, algo a lo que la valiente y sonriente novillera no está dispuesta a hacer.

La noche terminó con la entrega por parte del Club Taurino de Lorca a las ponentes del coloquio. Unos detalles que entregó la secretaria del Club Taurino de Lorca, María José Quiñonero.

El III Ciclo Cultural Taurino de Lorca terminará el próximo viernes 23 de febrero con la presencia en Lorca de los críticos taurinos Antonio Lorca y Carlos Crivell que presentaran su libre sobre el torero Pepe Luis Vázquez y comentaran el estado actual de la fiesta de los toros.  Será a las ocho y media de la tarde también en el Palacio Huerto Ruano.

Prensa Club Taurino de Lorca