31 festejos de luces para nuestros novilleros sin caballos, pero solo 3 en la Región de Murcia

9a7570b5a04bb070e731d2f66bdc7c6c_xlAfortunadamente la semilla de querer ser torero sigue creciendo en las mentes de los chavales  murcianos que se interesan por la fiesta. Una bendición, cuando la moda entre la juventud no pasa precisamente por ser fan de la tauromaquia ni mucho menos ponerse delante de las astas de un toro. En Murcia los chavales lo tienen fácil. La escuela de tauromaquia de la Región de Murcia, con sede en La Condomina, pone en el centro de la Región un lugar de aprendizaje de las técnicas taurinas y supone una apertura a las ilusiones toreras de los que empiezan.

Sin contar los festejos de corto, en la temporada 2017 la escuela de Murcia ha participado en 18 festejos de luces en donde han actuado los alumnos Ramón Serrano (que ya ha debutado con caballos), José María Trigueros, Víctor Acebo y Angelín obteniendo buen resultado. Pero a estos festejos de la escuela de tauromaquia de la Región hay que sumarles los festejos de dos murcianos que en su día decidieron engrosar el alumnado de otras escuelas de fuera de Murcia.

Cristóbal Ramos “Parrita”, de la escuela taurina de la Fundación “El Juli”, ha toreado ocho festejos de luces cortando seis orejas y Jorge Martínez, de la escuela taurina de Almería, cinco, con el corte de seis orejas. Además, este último fue la gran sensación del verano, ya que sorprendió en la novillada de su debut de luces en Roquetas de Mar, llevándose el premio al novillero triunfador de la feria.

En total, nuestros jóvenes valores han actuado en 31 ocasiones de luces. Una gota de esperanza al catastrófico balance de las novilladas con caballos donde nuestros novilleros tan sólo han toreado 7 novilladas en conjunto.

La nota desagradable tan sólo tres de estos festejos de luces se ha celebrado en la Región de Murcia. El celebrado en la apertura de la feria de Murcia, y los de Abarán y Yecla. Seguimos sin promocionar a los que empiezan y eso es ponerle barreras al futuro de la fiesta. Con la anunciada creación de la mesa de la tauromaquia, aunque de momento reina el mutis sobre el asunto, la promoción incondicional por las novilladas sin caballos debe ser una parte fundamental de la misma. Murcia se merece un certamen a la altura de los celebrados en Andalucía, Castilla La Mancha y Extremadura. Un ciclo que pase por las plazas de nuestra Región apoyado por la televisión autonómica. Y es que la fiesta, más que premios, necesita hechos. Ni FP ni vínculos con el flamenco. Lo suyo es trabajo. Apuesta. Novedad. Ya lo dijo Gautier: “En la lucha contra la realidad, el hombre sólo tiene un arma: la imaginación

Fran Pérez @frantrapiotoros