Trigueros dos orejas y Acebo una, son profetas en su tierra (Crónica de la 1ª de la Feria de Murcia)

Comenzaba la Feria de Murcia con la tradicional novillada sin picadores de luces. Con buen ambiente en los tendidos de La Condomina, que sin duda también “acusaron” la ausencia de muchos aficionados que acudieron al “mano a mano” de Cehegín, comenzó la Feria 2017 en la capital de la región.

CAE_3620

Héctor Edo, de la Escuela de Castellón, no se pudo lucir de capa, pero sí lo hizo con las banderillas, destacando el tercer par al quiebro. Con la muleta aprovechó la buena condición del astado por el pitón izquierdo para dejar buenos momentos al natural. También se acopló con la derecha. Mostró buen oficio y seguridad y mató de estocada, cortando dos orejas.

Santiago Fresneda, de la Escuela Taurina de Málaga, estuvo entonado de capa con un novillo que embistió con codicia de salida. Polope hizo un bonito y variado quite. Fresneda comenzó la faena con estatuarios y remates de buen corte. Estuvo templado con un novillo repetidor al que toreó con buen gusto por ambos pitones, componiendo una buena faena. Mató al tercer intento y fue premiado con una oreja.

Miguel Polope, de la Escuela de Valencia, toreó bien a la verónica, destacando los lances por el izquierdo. En la muleta salieron a relucir su quietud y personalidad, ligando con temple con ambas manos. Este tercero fue otro buen novillo que le permitió sentirse a gusto en una faena muy completa hasta que el animal se rajó. No estuvo fino con la espada, pero a pesar de ello se le pidió una oreja que el presidente concedió.

José María Trigueros, de la Escuela Taurina Región de Murcia, brindó a Pepin Liria y ligó con verticalidad las primeras series, conectando muy bien con el público, que le jaleó durante toda la faena. Basó el trasteo en la mano derecha y estuvo a muy buen nivel hasta que el novillo se rajó, consiguiendo sumarse al triunfo con dos orejas.

Jorge Pérez, de la Escuela de Valencia, recibió a su novillo a portagayola y le hizo un quite por gaoneras. Con la muleta sufrió varios tropiezos y enganchones con el novillo más áspero que impidieron que la faena tomara vuelo. Protagonizó un final de faena tremendista, de rodillas, resultando volteado. Mató de estocada efectiva y por eso se le pidieron las dos orejas, que el presidente concedió.

Víctor Acebo, de la Escuela Taurina de la Region de Murcia, protagonizó un vibrante recibo de capa en el sexto. Con la muleta templó bien al novillo y lo cuidó en los primeros compases de la faena. Lo mejor de su labor fue el toreo con la mano diestra, vertical y con buenas maneras, luciendo también en los remates. Mostró firmeza durante toda la faena y entrega hasta el final. El acero impidió que desorejara a su novillo. Cortó un trofeo.

Fotogalería:

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

FICHA:

Se lidiaron novillos de Juan Ruiz, de muy buen juego en conjunto.

Héctor Edo, dos orejas.
Santiago Fresneda, oreja.
Miguel Polope, oreja.
José María Trigueros, dos orejas.
Jorge Pérez, dos orejas.
Víctor Acebo, oreja.

Más de media plaza. Se guardó un minuto de silencio por Domingo España

El Muletazo. Fuente y fotogalería: Toromedia