UREÑA SILENCIADO EN DAX CON UNA MUY MALA CORRIDA DE ADOLFO MARTÍN

f620x350-66488_97506_0Si algo da envidia de las plazas de toros francesas, además de la buena presencia del toro que se lidia en ellas, es la pasión con la que el público vive la fiesta de los toros. Podremos discutir si el rigor, en la concesión de trofeos se refiere, está demasiado sobrevalorado en España, pero sin duda, los llenos como el de la tarde del domingo 13 de agosto en la plaza de toros francesa de Dax, en el tercer festejo de su feria de Agosto son fiel reflejo de la salud de la fiesta de los toros en el país vecino. Una alegría, porque no todas las plazas de toros de España pueden decir lo mismo. En Dax se siembra y se recoge cada año. En algunas plazas de toros de España, solo se quiere recoger cuando la tierra ni tan siquiera ha sido sembrada. Que alguno tome nota.

En este festejo ha participado el lorquino Paco Ureña que no ha encontrado un lote de Adolfo Martín propicio para el triunfo. Su primero del lote, de amplia cuna, fue un toro reservón y muy complicado con el que Paco no pudo relajarse en ningún momento. Lo mejor de su actuación llegó con el capote en un recibo por verónicas sentido y aplaudido. Luego el toro desarrolló sentido y el torero vivió momentos de apuro que se acrecentaron a la hora de entrar a matar. Paco dejó siete pinchazos antes de dejar una estocada con la que atronaría al toro. La gente se impacientó y aunque respetó al lorquino en el balance final de la faena, no lo libraron de escuchar algún pito por su desacierto con el acero.

El quinto tampoco fue un toro colaborador y Ureña, aunque lo intentó en todo momento no pudo lucir. Este animal fue protestado por el público pero se quedó en el ruedo mostrando muchas complicaciones que imposibilitaron al de Lorca al menos dejar su sello personal. En Málaga será.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Manuel Escribano abría el cartel de la tarde. Lidió en primer lugar un astado sin gas con el que tan sólo pudo mostrar voluntad con capa, muleta y banderillas. Todo bajo el denominador común de la falta de emoción. Mató de buena estocada y recibió un respetuoso silencio. El cuarto se movió en banderillas y permitió al de Gerena hacer un muy buen tercio donde colocó cuatro pares espectaculares en todo lo alto que hicieron las delicias del respetable. El toro fue de más a menos en la muleta. Hubo dos series primeras donde el toro se entregó más y en donde Escribano empezó a confiarse. Cuando todo parecía que iba para arriba, el toro empezó a cortar el viaje y protestar y el buen tono de la faena fue diluyéndose. Mató de un buen espadazo y recibió las palmas del público.

Martín Escudero tuvo como primero del lote, tercero de la tarde, un animal manso y descastado al que quiso hacerle las cosas muy bien. Tiene el de Galapagar un gran corte y lo dejó patente en el ruedo. Dejó momentos de mérito ante un animal que se descomponía cuando la faena parecía tomar vuelo. Mató de entera algo desprendida y fue silenciado. El sexto, fue un toro sin emoción, falto de casta y muy deslucido con el que la ganadería de Adolfo Martín se coronó como reina del desastre.

Ficha:

Plaza de Toros de Dax (Francia). Domingo 13 de Agosto de 2017. 3ª de feria.

Toros de Adolfo Martín. Bien presentados pero descastados, peligrosos y deslucidos.

Manuel Escribano: Silencio y Palmas.

Paco Ureña: Silencio con algunos pitos y Silencio.

Martín Escudero: Silencio y Silencio

Entrada: Lleno

Fran Pérez @frantrapiotoros

Fotos: Jennifer Harispe

A %d blogueros les gusta esto: