Abdicación en cárdeno

Abdicación en cárdeno

DFreOoFXoAAyW4aNo podía ser de otra manera. En la arena violácea santanderina un Rey venido a menos decidió ceder el puesto. Y aunque a sabiendas que de emérito todavía le queda mucho por decir y muchos madroños que cuajar para el placer de los aficionados, el tiempo manda y es hora de dejar libre la poltrona para otro Rey salido de la misma rama. Un batallador de base. Cuajado con los años. Con el mismo poso y las misma heridas de guerra.

Hay que ser muy sincero, coger la montera por corona y llamar a tu sucesor ante los ojos de la gente. ¡Toma el cetro amigo mío! Coge el testigo, que la fiesta lo necesita. Disfruta del camino y mete la espada por el hoyo de las agujas. Dicta leyes con la mano izquierda, abre puertas grandes a raudales con las humilladas embestidas de los toros con hocico de rata. Y en su debido momento, cuando encuentres la cima, cede el poder a alguien que este escalando, porque a ti sólo te quedará bajar poco a poco de la montaña de la grandeza.

Eso hizo Manuel Jesús “El Cid” delante de Paco Ureña. Hay nuevo monarca en el reino de la cárdenitis. Para mayor gloria y pureza del toreo.

Fran Pérez @frantrapiotoros