Rafaelillo corta una oreja a un toro de Cuadri en Valencia

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cerró la Feria de Julio la corrida de Hijos de D. Celestino Cuadri con más ambiente en las gradas superando la media plaza. Salvo el gran tercero que aprovechó Román para dejar una de las faenas más toreras del ciclo, no funcionó el encierro de Cuadri. Rafaelillo cortó una oreja al primero con garra y pundonor. Alberto Gómez poco pudo hacer en su regreso a Valencia.

Rafaelillo venía de triunfar en Pamplona y a su primero de 640kg lo recibió de rodillas y lo templó a la verónica. Ya con la muleta se fue haciendo con en él conforme avanzaba faena y aunque le faltó chispa, le sirvió para demostrar parte de su toreo aguerrido. Tras una entera cortó la primera y única oreja de la tarde. Precioso gesto del murciano al brindar la faena del cuarto al pequeño Adrián en su plaza. Una pena que a pesar de la disposición de Rafaelillo, el de Cuadri le echó pronto el ojo y no tuvo ni un pase. Al terminar la faena, ovación atronadora para el pequeño que recogió su padre recibiendo el cariño de la afición valenciana.

Alberto Gómez volvía a su plaza pero se chocó de primeras con un Cuadri pegado al suelo que no le dio ninguna opción, ni un muletazo destacable pudo darle. Saludó ovación tras pinchazo y entera caída. Aplaudido el cuarto de salida empujó en el caballo y tomó el segundo arrancándose con distancia. Pudo el valenciano ligar un par de tandas pero faltó emoción y se le atravesó con la espada escuchando palmas.

Román representa el futuro de la tauromaquia valenciana y tras ser el triunfador de la pasada Feria de Julio, hoy volvió a poner los tendidos en pie, lástima que los aceros le quitaran el triunfo. El tercero de Cuadri fue un gran toro que humilló y se desplazó con emoción. Lo vio Román en los doblones de inicio y luego lo exprimió por ambos pitones con mucha torería y llevando la muleta a la velocidad que exigía el de Cuadri. Poderío del valenciano que se llevó un revolcón al entrar a matar y que erró con los aceros. Dio una merecida vuelta al ruedo. El que cerró feria fue un manso que dificultó la lidia y que no le regaló ni media embestida al joven.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Valencia. Última de Feria. Más de media plaza. Toros de Hijos de D. Celestino Cuadri desiguales de presentación y escaso juego salvo el buen 3º para:

Rafaelillo: oreja y palmas

Alberto Gómez: saluda ovación y palmas

Román: vuelta al ruedo y silencio

Cultoro.com para El Muletazo

A %d blogueros les gusta esto: