SAN ISIDRO 2017: “NOS HAN ADELANTADO POR LA DERECHA”

9a7570b5a04bb070e731d2f66bdc7c6c_xlAl término de la última corrida de la feria de San Isidro 2017, primera con la empresa Plaza 1 al frente de la gestión de la plaza de toros de Las Ventas de Madrid, el jurado dio a conocer los triunfadores de la misma donde desgraciadamente no se encuentra ningún murciano.

DCG7LJuXoAAtq4FY no porque ninguno de ellos tuviera méritos. Hubo un amplio debate en el jurado sobre quién era el autor de la mejor faena. Y entre ese debate salió a la palestra el nombre de Paco Ureña. El lorquino dejó impronta con su batalla ante Pastelero, ese  bravo y encastado toro de Victorino Martín que salió al ruedo de la plaza de toros monumental de las Ventas el pasado martes 6 de junio. Pastelero fue una fiera con acometividad y tralla con la que Paco Ureña estuvo firme y equilibrado ante tal derroche de bravura. Toro y torero pusieron sobre la mesa sus virtudes y conjugaron una obra que será recordada por siempre. En la historia de la plaza de toros de Madrid hay escritas con letras de oro parejas que han ensanchando los pulmones de los aficionados a los toros. Momentos que no son iguales. Pues eso faltaba. Por eso esto es tauromaquia, porque siempre se ve algo distinto. A esas historias de parejas entre bravura y valentía en las que se encuentran esas de Ponce y “Lironcito” de Valdefresno, Rincón y “Bastonito” de Baltasar Ibán, Aparicio y “Cañego” de Alcurrucén, Esplá y “Beato” de Victoriano, Jiménez y “Foquero” de Guardiola, se une esa sincera y dispuesta del lorquino Ureña al toro “Pastelero” de Victorino.

Ya sé que no le cortó las orejas, pero estuvo a un pelo de ello. El clamor de la plaza por lo acontecido lo certificaba. Pena que una estocada de soberana ejecución que no tanto de colocación, la bravura del toro que se aguantó la muerte y el descabello desatinado de Ureña dejarán la obra en una vuelta al ruedo pedida por unanimidad de los tendidos y arrancada con el favor del 7. Ureña se quedó a las puertas del premio porque otro dúo se diferenció con su batalla en una cosa que es primordial para el triunfo. La espada. “Barberillo” de Alcurrucén se encontró con la faena perfecta de Ginés Marín, que en cuatro tandas de sorpresa y belleza coronadas con una estocada arriba puso a Madrid boca abajo y las dos orejas en sus manos.

DCEoNr2XgAMKDfTGinés, además de la mejor faena se alza como triunfador de San Isidro y torero revelación al ser el único en desorejar a un toro.

También lo pudo hacer Juan del Álamo. El salmantino sorprendió el jueves 8 saliendo por la puerta grande tras corta una oreja a cada uno de los buenos toros de Alcurrucén que le correspondieron en suerte. Y pudieron ser tres si el presidente no le hubiera negado la segunda en su primer toro. Una oreja que debió serle concedida por lo bien que estuvo delante de las embestidas mansas y encastadas del animal de Alcurrucén, entendiéndolo a la perfección y coronado la obra con una buena estocada. Lo de Juan del Álamo es la gran sorpresa de San Isidro.

En esta feria también ha salido por la puerta grande Enrique Ponce. Pero fue una puerta grande descafeinada, porque su actuación, buena y en su típico tono de toreo acomodado de los últimos tiempos fue más como de reconocimiento a su trayectoria que por méritos y emoción vivida en la plaza. He de ahí que su nombre ni se planteara en la concesión de premios.

DCEMQ76WsAArpDUEl otro murciano de la feria, “Rafaelillo” se va con pequeños puntazos de su arrojo ante un Miura inválido y deslucido que no merecía ni el esfuerzo del torero. La peor corrida de la feria, la de Miura, por su falta de presencia e invalidez, dio al traste con las ilusiones de un Rafaelillo cuyo san Isidro se antojaba clave. Su esfuerzo ante el último toro de la feria era más a sabiendas de que se le iba la oportunidad de que cuenten más con él en una temporada donde lo han aparcado. Pamplona y Bilbao, donde parece que actuará en la semana Grande, van a ser ahora dos de los objetivos para que el de Murcia vuelva a mostrar su garra con toros que la ensalcen. También es verdad, que en su primera comparecencia con los de Dolores Aguirre, el murciano estuvo espeso. Y él lo sabe.

Como quiero a los dos toreros murcianos más que a nadie, tengo la sensación con el resultado de este San Isidro nos han adelantado por la derecha. Y es que era una feria clave. Ureña se queda como esta, ni pierde ni gana crédito. Madrid va a seguir esperándole. Pero las oportunidades se van agotando y la necesidad de una Puerta Grande que rubrique el esfuerzo del lorquino es cada vez mayor. Llegará cuando menos lo espere pero Paco necesita enseñarles a los empresarios incrédulos la foto por la Puerta Grande que da a la calle de Alcalá para quitarles dudas.

Antes el rey de las corridas duras era nuestro Rafa. “La verdad”, le llegaron a decir en el tendido 7. Pero vemos como al rey le están quitando el sitio en esas corridas. Y lo sucedido en este San Isidro no ayuda para recuperar el trono. Unos amigos de Madrid me comentaron que no lo ven a gusto con el apoderado. Luego me lo volvieron a afirmar en otro grupo de aficionados. El tendido nota eso. Al final no sabemos qué pasará. En cualquier caso el de Murcia no bajó al nivel de abismo en los que otros toreros se han situado esta feria. López Simón, David Mora e Iván Fandiño son candidatos a que Paco Lobatón los encuentre otra vez.

DCEmje5W0AAWpqTEl premio a la mejor ganadería es para Domingo Hernández. Una gran encierro que sólo vio Ponce. Ese día se fueron toros de bandera al desolladero. Una corrida completa con merecido premio que no debe hacer olvidar el juego de los toros de Jandilla, cuyo ejemplar “Hebreo” ha sido premiado como mejor toro de la feria.

DCEnCdcXsAE6gW_Pero tampoco al magnifico y bravo juego de los toros de Rehuelga. Los santacolomas de Rafa Buendía ofrecieron un gran espectáculo, con un toro “Liebre” de 647 Kilos premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre y otros cuatro de orejas con los que los toreros no estuvieron a la altura. El día de antes, un torero de Murcia me dijo que la corrida iba a salir de juego espectacular. Qué razón tenía. Me hubiera gustado verte confirmar con ellos Antonio Puerta.

DCEmVB_W0AAyPB3Quien quiera ser novillero que se fije en Colombo. Un novillero que se mancha los trajes en tiempos donde los mozos de espadas trabajan menos que los ojos de Espinete y no contesta a las opiniones personales de los aficionados por twitter. Merecido premio para él. Será un placer verlo en Calasparra.

 

Ángel Otero, Iván García y Fernando Sánchez, unidos a Tito Sandoval y Pedro Iturralde hacen la cuadrilla perfecta. Una cuadrilla cara pero de esas que dejan a los toros para que les formes revoluciones con la muleta. De esas que no te ponen al público en contra cuando lo que hace falta es que te lo pongan a favor. Muchos de ellos se han llevado premio. Alguno que no he nombrado, algún disgusto.

Mucho tendrá que trabajar la nueva empresa de Madrid con Simón Casas y Rafa Garrido al frente para contentar a una afición que ha salido descontenta y que tan sólo se ha visto contentada en la última semana de feria. Una feria que no ha ido por los derroteros del triunfo y la asistencia de público que Simón Casas predecía y que se ha visto salpicada por escándalos como la campaña contra la afición que protesta o el bozal a los periodistas que ejercen su libertad de expresión, cosas que ya pasaban en “otros sitios” y que ahora Madrid se está enterando.  Pese a todo, una vez acabado San Isidro, dan ganas de que vuelva a empezar. Esto ya no es afición, es droga.

Fran Pérez @frantrapiotoros

A %d blogueros les gusta esto: