Oreja para Ureña, sin suerte con el lote en Ambato, donde Garrido triunfa

c5tg8m8wcaarixkDespués de su inicio de temporada española el pasado sábado en la plaza de toros de Vistalegre de Madrid, el torero lorquino, Paco Ureña, participó ayer en la segunda corrida de la feria de las flores y las frutas de la localidad ecuatoriana de Ambato.

 

Una feria de gran arraigo en el país latino, que no se entendería sin la celebración de festejos taurinos. La pena es que estas ferias, no tengan la vitalidad que todos deseamos y que la fiesta merece, porque no se cuida la materia prima principal para que la fiesta de los toros tenga su razón de ser, el toro.

 

Con menos de media entrada en los tendidos del coso ecuatoriano, se lidiaron toros de Mirafuente y Vistahermosa, terciados, deslucidos y muy flojos. Una corrida que echa de las plazas a cualquiera. Menos mal que los toreros pusieron todo de su parte para que la gente, a pesar de las circunstancias, saliera medianamente contenta de la plaza.

 

Paco Ureña lidió en primer lugar a un toro parado y sin gracia de Mirafuente. Lo recibió animosamente con el capote, mostrando las ganas con las que afrontaba el compromiso. Tras un tercio de varas que fue un simulacro, Paco realizó un quite con el capote a la espalda que llegó al público. Este toro llegó a la muleta parado y sin gracia. Paco le puso temple, sacando muletazos de buena factura por el pitón derecho del toro. Por el izquierdo, el animal no tenía un pase. Ureña se metió entre los pitones y perdió un trofeo por el mal uso del acero. Fue Ovacionado.

 

El quinto de Vistahermosa tampoco fue un toro colaborador, y llegó a la muleta muy parado y deslucido. A este animal Ureña lo recibió muy bien con el capote, rematando con una media belmontina de gran gusto que provocó la ovación del público. En la muleta no dio opciones el de Vistahermosa. Pero Ureña decidió ponerle buena cara a la mala suerte en el lote y lo intentó todo para tratar de agradar. Se pegó el arrimón y tras una buena estoca arriba fue premiado con una meritoria oreja.

 

El local, Cruz Ordóñez fue ovacionado en sus dos toros tras dos labores de enfermero y de cara a la galería mal rematadas con los aceros, a los toros de los dos hierros de la tarde que le correspondieron en suerte.

 

José Garrido estuvo muy dispuesto toda la tarde. Con el tercero perdió un trofeo porque remató su actuación de un feo bajonazo. Fue lo malo de una actuación firme y capaz delante de un toro de nulas opciones. A mitad de faena el toro le echo mano, sin consecuencias. Salió del susto espoleado y llegó con garra al tendido. El bajonazo dejó su firme actuación en una vuelta al ruedo.

 

El sexto, fue el de mejor condición del encierro y Garrido dejó tandas de muletazos ligadas por ambos pitones, sometiendo al toro por abajo y subiendo el nivel de emoción de la tarde. El extremeño mezcló el toreo fundamental con una final de efectismo de cara a la galería para terminar de meterse a la gente en el bolsillo. Mató de estocada entera arriba y fue premiado con dos orejas.

c5tmwvuwaaaql9j

Ficha:

Plaza de Toros de Ambato. 2ª de feria. Lunes 27 de Febrero de 2017.

Toros de Mirafuente y Vistahermosa, flojos y deslucidos. El mejor el 6º, noble.

Cruz Ordoñez: Ovación y Ovación

Paco Ureña: Ovación y Oreja

José Garrido: Vuelta al ruedo y Dos orejas:

Entrada: Menos de Media entrada.

 

Por Fran Pérez @frantrapiotoros