Oreja y verdad de Ureña sin toros en Madrid

Volvían los toros a Vistalegre de la mano de Tauroemoción y lo hacían con una variada terna del gusto del aficionado, que acudió en menor medida de lo previsto. Así será difícil que se puedan seguir celebrándose festejos en la que otrora fue plaza clave en la temporada taurina.

Regresaba David Mora a Vistalegre, plaza talismán para él, donde triunfó tras reaparecer el pasado año después de su gravísimo percance en la Feria de San Isidro de 2014. Sorteó en primer lugar al mejor toro de la tarde, al de más calidad y al único susceptible de haberse ido sin las orejas al desolladero. Y así hubiese sido de haber tenido algo más de regularidad la faena del madrileño. Fácil con el capote, se echó en falta algo más de mando por el pitón izquierdo y de ajuste por el derecho para haber sido un rotundo triunfo. Cortó una oreja.

El segundo de su lote, cuatro de la tarde, fue inválido que debió ser devuelto. El presidente, que estuvo desacertado toda la tarde, lo mantuvo en el ruedo en contra el criterio de la afición y del sentido común. Alargó la faena Mora intentando exprimir al animal llegando a sonar un aviso antes de entrar a matar. Parte del público le agradeció el esfuerzo y se le concedió una oreja, tras una certera estocada, que aunque con protestas le abría la puerta grande.

Paco Ureña hacía su primer paseíllo en España en la temporada 2017, que será clave en el devenir de su carrera. Destacó en su primero bis en un ajustado y vistoso quite por gaoneras. Con la muleta estuvo rotundo en las primeras tandas.  Con un toro que se movió, pero sin celo y que fue a menos, fundamentó su labor en el temple de mitad de faena en adelante.  Cortó una oreja y volvió a dejar el pabellón alto en la capital a la espera de compromisos mayores.

Con el segundo sobrero que salió en quinto lugar tras ser devuelto también el segundo de su lote, Ureña lo intentó todo. Lo recibió con una larga cambiada y varias verónicas de rodillas, pero el zambombo ni transmitió emoción alguna ni fue propicio para el lucimiento. Luchó, se cruzó, insistió…pero no hubo manera. Lo mató de una buena estocada y fue premiado con una gran ovación que recogió en el tercio.

Varea demostró que es un auténtico especialista en el toreo de capote. Gustó en el primero de su lote también con la muleta ante un animal flojo y protestón. Fue ovacionado.

Ante el último de la tarde el castellonense recibió un palizón con el capote. Se vivieron momentos de angustia, aunque afortunadamente la cogida no tuvo consecuencias graves. Con la muleta se movió mejor el toro y dejó algún buen muletazo el torero, antes de que definitivamente se rajase y se fuese a tablas. Allí hizo un esfuerzo dejando una buena impresión en Madrid. Debe mejorar eso sí con la espada.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Vistalegre (Madrid). Feria de Invierno.

Toros de La Palmosilla, con presentación propia de plaza de tercera en una plaza que es de segunda, de mal juego, salvo el buen primero. Segundo y cuarto devueltos.

David Mora (Tabaco y oro). Oreja y oreja

Paco Ureña (azul pavo y oro). Oreja y ovación

Varea. (azul marino y oro). Ovación y saludos

Crónica de Fran Pérez.

urena-tresurena-seisuren-dosurena-portada

Fotos: Luis Sánchez Olmedo de Cultoro para El Muletazo.

A %d blogueros les gusta esto: