Oreja de peso para Rafaelillo en su confirmación en Bogotá

Una corrida de Mondoñedo era la materia prima ganadera para la cuarta corrida de la Feria de la Libertad en la Santamaría de Bogotá esta noche en la capital colombiana. En el cartel, se anunciaban dos confirmaciones de alternativa de dos toreros españoles: Rafaelillo y José Garrido, que estaban acompañados por el torero nacional Paco Perlaza.

f700x390-82089_121107_0

El primer español del cartel, Rafaelillo, confirmó con gran solvencia y profesionalidad ante un astado que no le dio facilidades en ningún momento. El murciano muy capaz se enfrentó a un toro que planteó muchas dificultades y que embistió al cuerpo del español en cada momento.  Arrancada corta y muy violenta. Desarrolló mucho sentido y buscó con descaró a Rafaelillo que tiró de recursos y amplio oficio ante tan marrajo animal. Bogotá valoró con una ovación el esfuerzo del murciano ante un primero muy duro.

f700x390-82087_121105_11

Con el cuarto, Rafaelillo tan sólo pudo estirarse en dos lances. El segundo de su lote resultó reservón en los primeros tercios y empujó hasta derribar al piquero. Tras recargar a dos varas, el ejemplar tarda para embestir, saluda Jaime Devia por la colocación de un gran par. Rafaelillo comenzó muy dispuesto su labor muleteril y se plantó de rodillas. Así instrumentó derechazos por alto, aguantando mucho, en una buena tanda. Rafael acompañó mucho al toro, templó y dio recorrido en gran parte de su entregada labor. Por el pitón izquierdo, el toro resultó mirón y Rafaelillo tragó exponiéndole en cada natural. Acortó las distancias en una faena que conectó con el público y que lo vitoreo con gritos de torero, torero. Mucho pundonor y hombría del español, que no escuchó la música, pero que salió reconocido de Bogotá. Oreja.

José Garrido confirmó su alternativa -segundo de la tarde- con una elegante actuación ante el primero de su lote. El extremeño estuvo muy importante y gustó a la Santamaría. Garrido ligó tantas de mucho mérito corriendo la mano con mucho temple. José tuvo la colaboración de un toro bravo, que embistió con clase y humillación. El español cuajó una faena plena de torería y empaque que cautivaron al respetable. Las tandas de naturales fueron de mano baja y profundidad, rematando con grandes de pecho y de la firma. Un astado que rompió a embestir gracias a la generosidad del español que le hizo todo a favor. Pasión y expresión de Garrido que finalizó con un soberbio espadazo. El presidente se hizo notar negativamente con una actuación injusta puesto que Garrido era merecedor de las dos orejas y el astado de vuelta al ruedo.

Ante el cierra plaza Garrido mece el capote con extraordinaria belleza. José Garrido se rompe a torear a la verónica y hace que la Santamaría se convierta en un hervidero. El sexto, peleó de forma poderosa en varas. Brindis y ovación al ganadero D. Gonzalo Sanz de Santamaría. Sensacional comienzo de Garrido con muletazos de pitón a rabo. Un extremeño, mandón en su trazo, expresivo en la interpretación y estético en todo su conjunto muleteril, que fue un compendio de toreo altísimo. Garrido se rompió a torear a placer ante un magnifico astado de Mondoñedo que resultó indultado. Ejemplar de nota alta, que siempre fue humillando con gran clase. El español barrió la arena con su muleta baja, ante el bravo que terminó entregándose al exquisito toreo de Garrido. Cumbre de José que entró de pleno en el corazón de Bogotá. Dos orejas tras indulto.

La figura local, Paco Perlaza, recibió a su primero –tercero de la tarde- con un buen manejo del percal. Perlaza interpretó con garbosidad un buen ramillete de verónicas y cerró su saludo con una media en el centro del ruedo. El tercero se dejó pegar en el peto cumpliendo con nota el tercio. Devolución de los trastos tras un deslucido tercio de banderillas. Paco Perlaza comenzó con un trasteo por bajo, dándole recorrido al ejemplar de Mondoñedo, que mostró fijeza a la muleta. Perlaza ligó buenos derechazos, a un ejemplar que embistió con decisión y que le pegó una fuerte voltereta sin consecuencias. Se le vio dolorido en su quehacer y sonó la música en su honor. Los naturales intentó darlos largos, pero sin terminar de encontrarle el sitio a un ejemplar serio y encastado. Faena con altibajos pero con mucha disposición.

Buen comienzo con el capote de Paco Perlaza ante el quinto. Un toro que tuvo bondad y que dejó expresar al colombiano. Ejemplar que humilla y que se desplazó con clase. Otro que cumple en varas metiendo riñones. Fijo y galopando se emplea en la lidia en el tercio de banderillas. Importante comportamiento de los astados de Mondoñedo. Brinda el colombiano a sus paisanos. Se lo cambia por la espalda y por alto, con mucho valor. Expectativa en la Santamaría en el inicio de faena de Perlaza. Toreó largo y hondo, con sitio, dándole tiempos al toro que le faltó transmisión. Así lo entendió Perlaza, que punza de él sin dejarle tiempos muertos a un toro que se ha ido apagando.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de la Santamaría de Bogotá, Colombia. Cuarta de la Feria de la Libertad. Corrida de toros.

Un tercio de entrada

Seis toros de Mondoñedo, que resultaron de alta nota por presentación y juego. El peor, el duro y violento primero. El mejor el sexto, nº 329 ‘Tocallito’ 457kg (Indultado)

Rafael Rubio ‘Rafaelillo’, (confirma alternativa) Ovación y oreja

Paco Perlaza, Silencio y silencio.

José Garrido,  (confirma alternativa) Oreja y dos orejas simbólicas tras indulto.

INCIDENCIAS: Se guardó un minuto de silencio antes de romper el paseíllo. En el cuarto, Paco Perlaza que había pasado a la enfermería, y en la cedían de trastos de Garrido a Rafaelillo, actuó  Alex Benavides como testigo.

TADEO MONDRAGÓN para Cultoro.com y El Muletazo.com

 

Rafaelillo, Perlaza y Garrido en Bogotá from Cultoro TV on Vimeo.

A %d blogueros les gusta esto: