Rompen Paco Ureña y la Casa Chopera tras dos años de apoderamiento

[Img #10102]Aunque algunos lo veían venir, ha sido toda una sorpresa para otros muchos que las relaciones profesionales entre la Casa Chopera y el lorquino Paco Ureña se rompieran ayer. Las ausencias de Paco en la Feria de Otoño de Madrid y en la Feria del Pilar, han podido ser el detonante, aunque hay quienes apuntan que los Choperas te dan muchos toros y poco dinero, pero esto entra en el capítulo de la rumorología. Ureña este año ha matado 28 corridas en España y dos en Perú, se contaba con él en Guadalajara (México) y en San Cristóbal (Venezuela) y hubiera podido ampliar su temporada en tierras americanas. Durante todo este tiempo con los Martínez Flamarique, con brindis y abrazos de por medio, con Ureña ha estado siempre en el callejón el ex matador Manolo Sánchez.

 

El comunicado de la ruptura es tan escueto como poco razonado, ya que dice:

 

La Casa Chopera y el matador de toros Paco Ureña dan por finalizado el acuerdo de apoderamiento que les unía desde la temporada 2014. Ambos se desean la mejor de las suertes en sus futuros proyectos profesionales”.

 

En estos momentos Ureña está en paro forzoso tras haber sido sometido hace 15 días a una operación de escafoides de su mano derecha, cuya evolución hemos podido saber que es buena y que el torero podría recuperarse antes de lo previsible.

 

Nos apuntan que nuestro paisano si ha dado este paso es porque ya tiene a alguien que se haga cargo de su carrera y cuyo nombre saldrá a la luz pública en pocas horas. Un torero “que es de Madrid” no sale ahora a la caza y captura de apoderados. Aunque plazas como Bilbao, San Sebastián, Salamanca, Logroño, Almería… se le pueden poner cuesta arriba, otras sí podrían abrirle sus puertas. ¿Nombres?, pues surgen los de Tornay, Curro Vazquez, Ortega Cano e incluso han apuntado a Angel Bernal, pero puede ser cualquier otro.

 

Esta temporada el mundo del apoderamiento está completamente loco. Varea se va con Tauroemoción; El Cid también rompe; Joaquín Galdós se va de Cutiño; Jesús Benito dice adiós a Juan Del Alamo; Javier Jiménez entra con Simón Casas… todo un disparate.

 

El silencio impera en cuantos rodean a Paco Ureña. Todo se está llevando con una discreción infinita, pero todo hace indicar que más bien pronto que tarde, se abrirá el melón.

A %d blogueros les gusta esto: