Aromas de Sevilla en la noche murciana

[Img #9531][Img #9532][Img #9533]Ha quedado pregonada la Feria Taurina de Murcia, del presente año, en un acto que como en ediciones anteriores, organizó el Club Taurino de esta ciudad y que se desarrolló como también viene siendo habitual en el salón de actos de Cajamurcia en Gran Vía escultor Salzillo. Ya nada más entrar, el escenario, daba “una pista” de lo que íbamos a escuchar durante el acto. A derecha e izquierda dos grandes cuadros de Curro Romero y de Rafael de Paula. En el centro sillas de anea para cantaor y guitarrista. Sevilla estaba presente en Murcia.   Lleno al completo con numerosas caras de todos los estamentos sociales. Estuvieron la Consejera de Presidencia, María Dolores Pagan, acompañada del Secretario General de Espectáculos de dicha consejería Diego Pardo. El Consejero de Fomento, Pedro Rivera. Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Murcia, Jesús Pacheco. Las concejalas Maruja Pelegrin y Conchita Ruiz. Los diputados Jesús Cano del Partido Popular y Miguel Sánchez de Ciudadanos. Presidente de la Autoridad Portuaria, Antonio Sevilla. El empresario de la Plaza de Toros de Murcia, Ángel Bernal y toda su familia. Y así mismo también hubo una amplia representación del Real Cabildo Superior de Cofradías y de la Agrupación Sardinera de Murcia. Aparte de un numeroso grupo de amigos personales del pregonero que no cesaron de “jalearlo” y dedicarle sucesivos “oles” a lo largo de su intervención. Como decía, Sevilla presente en Murcia.

 

Dio la bienvenida el presidente del Club Taurino de Murcia, Alfonso Avilés, que agradeció la presencia de los asistentes y dio paso al periodista Juan Belmonte, de Canal Sur Radio, pregonero que fue de la Feria Taurina de Murcia, para que hiciera la semblanza del pregonero de este año. Como siempre, el compañero periodista, estuvo brillante en su presentación y las alusiones a Murcia. Y tras la intervención para presentar y glosar la figura del pregonero, subió al escenario Francisco López León, popularmente conocido como “Curro de los Conejos” Afamado restaurador, ventero dijeron de él, de Mairena del Alcor y enorme aficionado taurino que tiene aquel restaurante convertido en un museo taurino permanente además de formar parte de la tertulia “Juan Belmonte” la única que lleva el nombre del gran maestro sevillano. A Curro, es cierto, es fácil verlo en cualquier coso de España y ha sido llamado para pregonar temas taurinos incluso en la ciudad de Nueva York, en el Club Taurino de la gran manzana, donde a decir de su presentador, Juan Belmonte, hizo temblar con su palabra al mismísimo Empire State.

 

Curro comenzó su pregón presentándose y justificando su presencia en Murcia como pregonero. Hizo un recorrido por sus amigos en estas tierras teniendo frases de gran cariño para el maestro Ortega Cano al que le une una gran amistad y emotivos recuerdos para Manolo González quien presidiera el Club Taurino murciano durante tantos años. Recordó el pregonero que la primera vez que pisó la Condomina fue para ver torear en un festival a su gran amigo Ortega Cano. Después habló de la gastronomía de Sevilla y la vinculación murciana nombrando, incluso, destacados negocios de esta ciudad de hostelería y restauración. Tuvo hermosas palabras para la gestión de Alfonso Avilés al frente del “Decano”, como llamó durante todo el pregón al Club Taurino murciano, y no se olvidó por supuesto del empresario Ángel Bernal. Como también hizo un guiño cariñoso a su amigo Alfonso Escribano “alma mater” de los palcos vips de la Condomina a los que elogió e invitó al público a presenciar una corrida en ellos. Pasó a hacer un recorrido por los toreros murcianos, desde Juan Ruiz “Lagartija” y el “Mamon” para venir a tiempos más modernos y hablar de Miguelín, Manolo Cascales, Ortega Cano, Pepín Liria, Antonio Mondejar, Pepín Jiménez, Rafaelillo y Paco Ureña. Para este último tuvo palabras de gran elogio y dijo de él que “torea como si estuviera tomándose un café” Después presentó los carteles que componen el ciclo ferial dedicando un breve comentario a cada uno de los participantes en los festejos. Tras esto leyó los versos del himno a Murcia de Pedro Jara Carillo y acabó su intervención recordando a otro murciano universal Paco Rabal en su papel de José Álvarez “Juncal”.

 

Lo novedoso del pregón fue el continuo apoyo que tuvo del grupo “Flamenkando” que servía de “ilustración musical” a las palabras de Curro. Así cuando el leía alguna poesía, rima, escrita para el pregón el guitarrista le acompañaba y en cuatro ocasiones a lo largo de su intervención también interpretaron sevillanas que fueron ejecutadas por cuatro bailaoras vestidas con trajes de faralaes. En las letras de las sevillanas se conjugaba Sevilla y Murcia exaltando a ambas ciudades. Una de estas letras decía “Mi pregón y mi poesía, tus carteles y tus toreros, mi Murcia y sevillanía, la Condomina mi ruedo”.

 

En líneas generales gustó al público que abarrotaba el salón de Cajamurcia que, como hemos dicho al principio, le jaleó varias veces durante su intervención. Incluso al final alguien, desde butacas, le lanzó una muleta y Curro dio algunos pases sobre el escenario mientras era jaleado con continuos oles. Algo que para mí desde luego sobraba. Un pregón, por muy taurino que sea, o precisamente por eso, debe ser mucho más serio y no salirse del guion. Digamos que, como buen “morantista” convicto y confeso que soy, me gusta el toreo puro de arte y valor. Vertical y serio. En su sitio. Sin concesiones a la galería. Pero bueno tengo que reconocer que los toreros “efectistas” también llenan las plazas.

 

Y para finalizar, utilizando la ficha taurina como modelo, sintetizo lo que fue el Pregón. Saludos capoteros que gustaron al público que llenaba la plaza, pero sin juntar los pies ni asentar las zapatillas en el albero. Estuvo aseado. Banderillas efectistas y de gran resultado ayudado por sevillanas y compases de guitarra y ya en la muleta se fajó bien con su enemigo al que sacó tandas de hondura y sabor. Eso sí, la franela, nunca se la pasó a la izquierda para sacar naturales de los que electrizan al público. Mató de una estocada hasta las cintas ayudado por las estrofas de Jara Carrillo y las alusiones a Paco Rabal “Juncal” Se le concedieron las dos orejas y salió a hombros. Eso si no estaba el Guadalquivir cerca, pero tenemos nuestro Segura además adornado y exornado de flor natural con motivo de esa extraordinaria feria del 750 aniversario. El puente de los Peligros, que no es el de Triana, está precioso estos días. Y si por aquel pasa el Cachorro por este lo cruza nuestro Cristo de la Sangre. Bendita sea esta Murcia nuestra.

 

De lo que sucedió en la puerta del salón de actos de Cajamurcia antes, durante y después del pregón no les voy a comentar nada pues, de lo que no me interesa, no hablo. Además, el que quiera publicidad que la pague. Feliz feria taurina de Murcia a todos. Esto ha empezado a andar y ya no hay quien lo pare. Ni siquiera “los de anoche en la calle”.

 

Alberto Castillo

A %d blogueros les gusta esto: