El ciclo blanqueño finaliza con escándalo por todo lo alto

La lesión de dos novillos de Algarra motivó el escándalo ayer en la novillada que cerraba la Feria de Blanca ya que tras ser sustituido el primero de ellos al lesionarse el segundo y ser cambiado, se acabó el festejo. Una plaza de cuarta categoría no tiene la obligatoriedad de tener dos sobreros, aunque en la mayor parte de los casos los empresarios para dejar un buen sabor de boca y que no ocurra lo que pasó ayer en esta población acostumbran a llevarlos. Reverte se ha cubierto de gloria. Ahora que el Alcalde le renueve la organización de los toros para la próxima temporada.

 

El resultado del festejo fue:

 

Novillos de Luis Algarra, justos de fuerza y presentación. El cuarto mocho y el tercero más en línea de eral

 

Miguel Ángel Silva, dos orejas y vuelta al ruedo

 

“Lagartijo”, dos orejas y ovación

 

Entrada: media plaza

 

Incidencias: Los dos novilleros salieron a hombros de la plaza aunque el desencanto reinó en los tendidos

A %d blogueros les gusta esto: