¡Qué vergüenza!

[Img #9209]La Feria de Blanca estaba tocada, muy tocada. Su actual alcalde y Juan Reverte son los culpables de ello, y no lo decimos solo nosotros, lo señalan los profesionales, los informadores, las asociaciones taurinas, los aficionados… salvo esa entidad que es una especie de Círculo Taurino especialista en el peloteo municipal.

 

Miren, el año pasado El Muletazo fue vetado y no se permitió la entrada  a sus redactores tanto periodístico como gráfico, sufriendo junto a los compañeros de tendidodesol.com la actitud franquista de Pedro Luis Molina Cano (PSOE) y Juan Reverte, empresario de la construcción, ex apoderado, sirviente de la casa Matilla y que da toros (cada vez menos).

 

El 21 de julio del año pasado, cuando denunciamos la posibilidad del veto tras ser expulsado nuestro director del callejón a instancias de Reverte el anterior (por hablar de dedazo en la adjudicación de la Feria), Molina Cano manifestaba en nota oficial que: “Desde el Consistorio blanqueño nunca se ha vetado a un Medio de Comunicación ni se vetará”.

 

Si un Ayuntamiento al que le cuestan los cuartos los toros, más de 50.000 euros el año pasado y 30.000 este, ¿no puede decirle al adjudicatario que entre las condiciones, aunque no aparezcan en el pliego, debe respetar el derecho a la libertad de expresión y el constitucional a la información?, y no lo hace, no deja de ser cómplice de la actitud de ese señor de Lorca de triste imagen. El Muletazo pidió este año acreditarse ante el departamento de Comunicación del Ayuntamiento de Blanca. Desde  el mismo se nos dijo que se hiciese ante la empresa de Juan Reverte y que se enviasen los DNI de los redactores. Se hizo, como de igual forma lo hizo Cultoro.com para nuestro subdirector, Pedro Mellinas y el fotógrafo Pedro Laforet, los cuales cubrían ambos medios.

 

Hicimos ni más ni menos que lo mismo que el resto de medios. Éramos sabedores de lo que nos esperaba, pero no renunciábamos a la pluralidad, a la igualdad, al respeto a nuestros medios y lectores…

 

Pedro Mellinas y Pedro Laforet se presentaron en la puerta de cuadrillas con copia de los correos enviados a Reverte, y allí el portero tenía las instrucciones muy claras: “En la lista no está El Muletazo ni Cultoro, por consiguiente ustedes no están acreditados y no pueden pasar”.

 

– “Pero bueno- le interpeló Mellinas- mire que aquí tenemos la solicitud de nuestras credenciales”.

 

– “En la lista que me ha dado la empresa, ustedes no están, y por consiguiente no entran”.

 

No entramos por la puerta de cuadrillas, sí por la de acceso a la plaza y tras pasar (como teníamos previsto) por taquilla. El coste de las localidades de nuestros compañeros, va a motivar el cierre de El Muletazo, ya que nos lleva a la ruina. ¡Que torpe el perullo este de Reverte!

 

Con este individuo hay que llevar cuidado. Si no la hace a la entrada la hace a la salida. Estuvo en Caravaca y no está, estuvo en Cehegín y no está; estuvo en Lorca, y no está; estuvo en Calasparra, y no está; apoderó a Talavante y terminaron en los juzgados; su “amigo” Bayona le insta a negociar la transmisión por 7TV, y por 30 monedas de plata no acepta… Este es el regalo que Gumersindo llevó a su alcalde antitaurino compañero de partido. Ese mismo alcalde que permite que se paguen los toros en su pueblo más caros que en ningún sitio, que hace una pantomima de concurso, que se carga lo de Blanca “Villa del Toro”…

 

Pobre Blanca, en qué manos está. El pasado domingo tres cuartos de aforo; el lunes, hubo menos y Antonio Soler muerto de risa por las calles de Villanueva.

A %d blogueros les gusta esto: