David Fernández se impone en Barco de Ávila y abre la puerta grande

[Img #9191]Buen ambiente el que se respiraba en la coqueta plaza de toros de Barco de Ávila. Victorino Martín embarcó una novillada desde Las Tiesas del gusto de la afición más exigente, como lo es la de esta tierra. Monteviejo tiene una novillada para Calasparra de mayor trapío, y ojalá con la misma condición que la vista en tierras castellanas.

 

Abrió la tarde el rejoneador Martín Burgos que sustituía a Juan Quintas ante un novillo con el hierro de Urcola que resultó el más complicado del festejo. Su labor fue silenciada.

 

En cuarto lugar, actuó la rejoneadora portuguesa Ana Rita, que desorejó al novillo de Monteviejo. Derrochó elegancia y dominio ante un ejemplar que le ayudó transmitiendo espectáculo al tendido. La rejoneadora se mostró exultante tras su actuación.

 

Pero el plato fuerte era ver como el novillero de Cehegín se las veía con Alejandro Conquero, mano a mano con novillos de Monteviejo. David Fernández mostró en su primero la variedad con el capote que le caracteriza. Después construyó una faena con profundidad por ambos pitones ante un bueno, y a la vez exigente novillo. Cuando el murciano tenía un trofeo con seguridad y probablemente los dos en sus manos, marró con la espada y el descabello y acabó escuchando palmas.

 

Enrabietado y dispuesto a darlo todo salió David Fernández en su segundo, quinto de la tarde. Realizó una faena maciza, madura, asentada, vertical y basada en la mano izquierda. Una gran faena ante un excelente novillo. Se quitó la espina de la mala racha que atravesaba con la espada de la mejor forma, con un espadazo que hizo que fuesen a parar a sus manos las dos orejas del de Monteviejo.

 

Alejandro Conquero tampoco defraudó. Trazó dos buenas faenas ante dos ejemplares que mostraron buena condición.  Su primer novillo fue bravo y repetidor. Mató de dos pinchazos y media estocada, necesitando utilizar el descabello lo que hizo que se esfumara cualquier posibilidad de trofeo.

 

En el que cerraba la tarde estuvo mejor incluso que en el anterior, evidenciando buenas formas. Escuchó palmas como el novillo en el arrastre, volviéndosele a marchar la posibilidad de triunfar tras pinchar.

 

FICHA DEL FESTEJO:

 

Plaza de toros de Barco de Ávila. Novillada mixta. Media plaza. Novillos propiedad de Victorino Martín. El primero con el hierro de Urcola y los otros 5 con el de Monteviejo. Buenos, excepto el primero. El quinto fue premiado con la vuelta al ruedo.

 

Martín Burgos (Rej): Silencio

Ana Rita (Rej): 2 orejas

David Fernández: Palmas y 2 orejas

Alejandro Conquero: Silencio y palmas

 

@PedroMMellinas

A %d blogueros les gusta esto: