El Cid indulta también un toro de Adolfo Martín en Santander

El Cid regresó a Santander a lo grande. El sevillano, que entró en la feria sustituyendo a Manuel Escribano, indultó al excelente toro de Adolfo Martín que abrió la tarde. Madroñito, número 2, de 511 kilos y de pelo cárdeno, se ganó la vida con su bravura en el ruedo, convirtiéndose en el primer ejemplar indultado en la historia del coso de Cuatro Caminos. Lo enceló El Cid en su capote a la verónica dejando trazos suaves en los que Madroñito ya mostró sus condiciones. Buen tranco y codicia para seguir los avíos del de Salteras. Entró dos veces al caballo. Brindó al público El Cid, instrumentando una primera serie en los medios por el pitón derecho extraordinaria, sometiendo, obligando y poniendo a los tendidos de su parte. Sensacional Madroñito y sensacional el sevillano por el izquierdo, mejorando su quehacer por el pitón derecho. Los olés retumbaron en las tablas mientras se vaciaba en los de pecho. El público pidió, y obtuvo, el perdón para el toro. El presidente sacó junto al pañuelo naranja dos pañuelos blancos reconociendo la labor de El Cid que, sin embargo, recorrió el anillo sin orejas en las manos puesto que aún no se había dado muerte a ningún toro

 

Fuente: Aplausos.es

A %d blogueros les gusta esto: