Lionel Buisson, el apoderado Rafaelillo, arremete contra la empresa de Murcia

[Img #8837]

 

En el diario digital taurino aplausos.es, el apoderado de Rafaelillo Lionel Buisson en representación de Simón Casas, clarifica la situación que ha motivo que por segundo año consecutivo el del Barrio del Carmen no toree en la Feria de Murcia. Bernal, que hablaba de relaciones cordiales, predisposición, diversas ofertas… decía ayer en nuestro periódico que Rafa “era el que no quería torear”.

 

Buisson,  ha querido dar su versión de la ausencia de su torero, por segundo año consecutivo. El mentor del diestro murciano ha querido dejar claro que Rafaelillo “es torero, no empresario”, en relación al ofrecimiento de la empresa del coso a que el torero se anunciara en solitario frente a seis toros poniendo a su disposición el abono. “Quien no quiera jugarse su dinero que no se haga empresario. Nos puso un gasto altísimo para abrir la plaza (al parecer Angelito pidió cerca de seis millones de las antiguas pesetas solo por este concepto de piso de plaza, más otros gastos generales. También parece que hubo diferencias en el número de abonados, ya que mientras la empresa hablaba de 1.300  los datos que barajaba Rafaelillo se acercaban a los 1.900 para ingresar la parte correspondiente en la organización de este festejo) y por eso declinamos aceptar la opción de torear seis toros”.

 

La sensación que tenemos -continúa Buisson- es que no se quiere contar con Rafaelillo. Desde que yo lo apodero la relación ha ido a peor. Si hubiese ganas de contratarle, se hubiese abierto una negociación entre ambas partes, algo que no ha ocurrido. En 2014, después de que el año anterior Rafaelillo indultara un toro de Fuente Ymbro y quedara como triunfador de la feria, no me dio ningún margen para negociar y este año ha sucedido lo mismo”, señala.

 

Sobre el ofrecimiento de la empresa de incluir a Rafaelillo en un mano a mano con Ureña, Lionel Buisson añade: “Eso fue el año pasado, este año ese ofrecimiento no ha llegado. Este año nos dijo de ponernos el sábado alegando que era el mejor día de la feria, y si era el mejor día, ¿por qué no vemos ninguna corrida programada para ese día?”, concluye.

 

Una negociación como la de arrendar la plaza a un torero en la Feria de Murcia para que se convierta en empresa es algo desconocido en esta plaza en su historia. Por eso ayer decíamos que desconocemos en poder quien está verdad de lo ocurrido, y lo volvemos a repetir hoy. Ellos, y solo ellos, son los que han hablado.

A %d blogueros les gusta esto: