La mala Feria económica del 2015 resta festejos

[Img #8780]Una de las claves por las que posiblemente se queden fuera de la Feria de Murcia Rafaelillo, Puerta o Filiberto, es como hemos venido insinuando, que si Bernal no subía a cuatro el número de corridas, no habría huecos. Han podido ser cuatro, pero ya les contaré. Al empresario le gustan las figuras y partiendo de ellas compone ternas. Si damos como seguros a Ponce, Talavante, Manzanares, El Juli, Roca Rey, El Fandi, Ureña, López Simón, Perera… ¿Dónde mete a los de aquí? Con el nuevo plantel de matadores murcianos la Feria se le ha quedado pequeña a Bernal y al aficionado. Lo de Bernal es entendible: él se juega sus cuartos y por lo visto las cosas no están para tirar cohetes. En cuanto a los aficionados hay muchos que no lo entienden ¿Qué tiene que ocurrir para ver a los Rafaelillo, ese Puerta que aprieta o esa novedad que es Filiberto?

 

Nunca existirá la posibilidad de ver a todos los de la tierra anunciados en la primera feria de la Región, en tanto en cuanto esta no aumenta. Estamos ante el mismo número de espectáculos que el año pasado, pero con tres corridas de toros, una de rejones y dos clases prácticas, aunque una de estas podría ser novillada picada, es decir quitar una corrida con respeto al 2015 y meter un festejo menor.

 

Poco pan para tanto chiche.

A %d blogueros les gusta esto: