Puerta grande para Ureña en Soria

[Img #8738][Img #8739]No ha tardado Paco Ureña en olvidar las dos tardes en Cutervo (Perú) en las que no pudo conseguir trofeo alguno. Reaparecía ayer en suelo español en Soria, y el lorquino estuvo muy cerca de dar uno de los pelotazos de la actual temporada ante una corrida de Adolfo Martín, pues tras cortarle las dos orejas a su primero, la faena al segundo fue de más a menos ante la dificultades que presentó su oponente. Si hubiera sido a la inversa, no solo estaríamos hablando de una puerta grande (que sin duda tiene su mérito), tal vez de algo más. Pero los que vieron el festejo en vivo o por televisión, pudieron apreciar que este es un torero que siempre dice cosas, que tiene personalidad, que lo que hace no solo gusta en Madrid, que entra en ferias por méritos propios y que en estos instantes es un dulce en cualquier cartel para el aficionado.

 

Hincó el mentón en el pecho Paco Ureña en el recibo al segundo de Adolfo, un toro que esperó a los banderilleros y que, antes, pegó cornadas al peto. Decidido se fue el murciano a brindarle al público un inicio muleteril en las mismas tablas que tuvo muchísimas estética. Directamente se fue a los medios a plantearle faena al cárdeno por el lado derecho. Tardaba mucho el toro en meter la cara, pero aguantaba Ureña hasta el final la embestida del toro, muestra evidente de valor. Intentó salir airoso en las siguientes series el murciano, tocando a tiempo al natural y teniendo un sentido de la medida fenomenal con ese astado. Al natural se crujió poco después, cuajando al de Adolfo en extraordinarios momentos por la zurda. Le arrastró la muleta muchísimo al toro y, tras un soberbio espadazo, le cortó dos orejas.

 

No tuvo demasiada suerte Paco Ureña con el quinto de la tarde, un toro que se mostró complicado para los hombres de plata en los primeros tercios. Brindó al maestro Juan Mora su labor, que estaba en el tendido: “Maestro, hay dos toreros en mi vida que han significado, uno el maestro José Tomás y el otro el maestro Juan Mora. La grandeza y la pureza del toreo es usted”. Faena de más a menos, un toro distraído al que le faltó clase. Arrancó su labor toreando con suavidad por el pitón derecho y allí surgieron los mejores momentos. Después toro se fue complicando. Varios desarmes impidieron que la labor retomara el vuelo.

 

Ficha del festejo

 

SORIA. Sábado, 2 de julio de 2016. Toros de Adolfo Martín, bien presentados. El mejor toro, el segundo de la tarde. Se devolvió el cuarto de la tarde y fue sustituido por otro del mismo hierro. Morenito de Aranda, silencio y silencio; Paco Ureña, dos orejas y silencio tras aviso; Martín Escudero, palmas y silencio. Entrada: Casi lleno. En el cuarto saludó en banderillas Roberto Martín “Jarocho”. Ureña salió de la plaza a hombros.

 

Javier Fernández Caballero (cultoro.com para elmuletazo.com)

 

Fotos: Emilio Méndez (cultoro.com para elmuletazo.com)

A %d blogueros les gusta esto: