Le rompió la femoral y lleva otra cornada en los testículos

Manuel Escribano fue herido por el cuarto toro de la tarde en Alicante. El torero de Gerena se disponía a entrar a matar cuando el toro hizo por él, lanzó un derrote seco y le propinó una cornada en la zona del Triángulo de Scarpa. La herida manaba mucha sangre y el torero fue conducido por sus compañeros a la enfermería, donde fue intervenido y estabilizado. Según su entorno, citando a los médicos, ‘la cornada vena femoral’ y Escribano sufre otra cornada en los testículos.

 

Su apoderado, José Luis Blanco, atendió a Canal Plus un poco después y confirmó que ‘está estabilizado. Tiene una cornada en la femoral, que ya ha sido estabilizada, y una segunda cornada en los testículos’. Blanco señaló que ‘ya ha recuperado el riego, porque la pierna al principio se puso negra’.

 

El apoderado de Escribano señaló también que ‘está en buenas manos y gracias a Dios la enfermería cuenta con los medios necesarios. Ha sangrado mucho y le van a hacer transfusiones en la Clínica del Perpetuo Socorro, cuando llegue a la UCI’.

 

Unos minutos antes, su mozo de espadas, David de Gerena, había comentado que: ‘Está todo controlado, según el médico. Va a la UCI del Perpetuo Socorro. Le ha partido la vena femoral y la cornada es fuerte, pero todo controlado. Lleva otra cornada en los testículos, con evisceración, pero le están cosiendo. Ha sangrado mucho y por eso va a la UCI, pero todo bien, nos cuentan. No nos dejan pasar a verle como es lógico, pero nos tranquilizan’.

A %d blogueros les gusta esto: