PACO UREÑA OVACIONADO EN PALENCIA CON LOS «ADOLFOS»

Antonio Ferrera paseó tres premios dejando dos obras creativas a primero y cuarto, ovacionado fue un Paco Ureña sin espada y una oreja de su primero paseó un Daniel Luque en sazón pero sin lote.

Antonio Ferrera, Paco Ureña y Daniel Luque trenzaban el paseíllo, con algo más de un tercio de entrada, este miércoles en la primera de abono en el coso de Campos Góticos de Palencia para lidiar un encierro del hierro de Adolfo Martín. A las seis arrancaba la función.

Una oreja del primero paseó Ferrera, un animal noble pero escaso de fuerza. Dejó lances buenos de capa y, muleta en mano, se inventó la obra el diestro, porque tuvo paciencia para cuajar muletazos de buen trazo. Dejó una estocada en buen sitio y paseó el primer premio de la tarde.

El segundo fue un toro soso, también con cierto peligro para Ureña, que dejó escasos lances de capa; con la muleta hizo el esfuerzo en instantes aislados, algunos con profundidad, en los que estuvo firme. Dejó una estocada desprendida y todo quedó en palmas.

Luque le cortó una oreja al tercero, un toro noblón pero con teclas; en el capote, fue metiéndolo de forma torera e inteligente. Y muleta en mano fue consintiendo al de Adolfo, en una obra a más, en la que estuvo firme, con momentos de toreo de trazo bajo y que culminó de estoconazo antes de pasear el premio.

Antonio Ferrera desorejó al segundo de su lote, al que saludó haciendo “la veleta” recordando al maestro Pana; le siguieron unos mandiles artísticos y variedad en el quite tras las varas. Muleta en mano, dejó una obra creativa, con gusto y con sentimiento, bases para dejar una obra de detalles y momentos importantes por ambos lados. Al final, soltó el ayudado para dar un epílogo de obra de inventiva. Y una estocada citando de lejos al encuentro, dejándola en buen sitio. Doble premio.

El quinto, para Paco Ureña, fue un toro incierto de salida pero que, tras el tercio de varas, tuvo nobleza y buena condición. Estuvo dispuesto y dejó momentos profundos. No obstante, la obra no terminó de cuajar porque falló en el primer intento con la espada y, aunque la metió a la segunda, todo quedó en ovación tras aviso.

El sexto fue un toro complicado y con pocas opciones para un Luque que lo intentó. Tuvo que abreviar y fue silenciado.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Campos Góticos, Palencia. Primera de la Feria de San Antolín. Corrida de toros. Más de un tercio de entrada.

Toros de Adolfo Martín.

Antonio Ferrera, oreja y dos orejas.

Paco Ureña, palmas y ovación tras aviso.

Daniel Luque, oreja y silencio.

Cultoro para El Muletazo. Fotogalería: Emilio Méndez-Círculos Taurinos

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: