TRIGUEROS Y ACEBO SE RETAN EN «EL COTILLO» UNA SEMANA ANTES DE LA NOVILLADA DE ROLDÁN

La finca “El Cotillo” de los Hermanos Collado Ruiz acogió en la mañana de ayer sábado, a modo de previa de la novillada que se celebrará el próximo sábado 26 de marzo en Roldán, un tentadero en el que tomaron parte dos de los protagonistas de la importante cita para la Murcia Taurina y su futuro.

Ante la atenta mirada del matador de toros murciano Rafael Rubio “Rafaelillo”, que no se quiso perder el entrenamiento de estos dos soñadores del toreo de la Región de Murcia a los que animó y aconsejó; José María Trigueros y Víctor Acebo se retaron ante dos extraordinarias vacas del hierro de los Hermanos Collado que les hicieron disfrutar del toreo, haciendo que sacaran lo mejor de sí.

José María Trigueros cuajó por ambos pitones a una vaca de dulce. Lo mejor fue comprobar que la evolución del joven de Javalí Nuevo ha sido tremenda. Tiene el toreo metido en la cabeza, vive en torero y eso, si los novillos le respetan, tendrá su recompensa. La mano del maestro Alfonso Romero, su apoderado, ha sido clave. Rotundo y profundo estuvo con la mano derecha, pero con la izquierda, se fundió con las embestidas del animal, dejando auténticos carteles de toros. Ojo, que va a sorprender en Roldán.

Por su parte, Víctor Acebo se impuso a una bravísima vaca que se arrancó de largo al caballo que montaba Agustín Collado. El de Torre Pacheco viene pisando fuerte. Ya lo demostró en el Bolsín del Club de su localidad, donde causó sensación, ganándole la partida a novilleros que sobre el papel tenían más papeletas para coronarse triunfadores. Pero Víctor ha recuperado esa magia que le hizo estar en la final del certamen de novilladas sin picadores de Andalucía y de Badajoz. Firme, seguro y con cabeza, en el tentadero volvió a armar la tremolina. Su debut con picadores del próximo sábado promete grandes emociones.

Junto a ellos estuvo el novillero cordobés Manuel Román, que tiene a la afición cordobesa medio loca. En el tentadero demostró que esa locura es cierta. Como siga así puede ser esa pieza que necesita el Coso de Los Califas para resucitar.

Por la tarde, Víctor Acebo siguió tentando, esta vez en la finca “El Ardal”, en Linares, donde pastan las reses de los Hermanos Segura. Allí volvió a dar muestra, ante dos vacas de gran comportamiento, de que está preparado para la gran cita del sábado y para las que vengan después. Acebo compartió tentadero con el novillero con picadores Gómez Valenzuela y con los alumnos de la escuela taurina de Úbeda, Ángel Delgado y Álvaro Rodríguez. Por cierto, que el picador Andrés Nieto, que desde el próximo sábado pertenecerá a la cuadrilla del Víctor Acebo, cuajó una sensacional actuación ante la bravura de las vacas de Ramón Segura.

@elmuletazo

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: