FILIBERTO COMPRUEBA EN «LA RUIZA» LOS BENEFICIOS DE LAS NUEVAS PUYAS

En estos primeros días del mes de enero la finca onubense de “La Ruiza” se ha convertido en el laboratorio donde se están probando las nuevas puyas ideadas por el veterinario Julio Fernández y el maestro Manolo Sales.

Esta nueva innovación, que trata de revitalizar el tercio de varas, elimina la base de pirámide triangular de la puya y la convierte en cuadrangular, eliminando además el tope encordelado de la base de la pirámide y vaciando ligeramente sus paredes. En la nueva propuesta también se reduce el tamaño de la cruceta y se agudiza la punta.

El diestro sevillano José Antonio “Morante de la Puebla” es uno de los grandes padrinos de esta innovación para la lidia y el desarrollo del espectáculo taurino. El cigarrero está ejerciendo fuertes presiones para que se implementen de manera oficial. Tanto, que ha conseguido que la Junta de Andalucía autorice el uso de las mismas en la corrida concurso de ganaderías en Jerez, que se celebrará en el mes de mayo o junio, y donde el sevillano estará anunciado.

Por el momento, el resultado del proyecto de Julio Fernández y Manolo Sales está arrojando resultados positivos en las pruebas realizadas en diferentes tentaderos a puerta cerrada. En el realizado hace unos días con los toros de Prieto de la Cal, el torero murciano Filiberto pudo comprobar que la nueva puya favorece de manera considerable al espectáculo.

El de Calasparra constató que la idea favorece que a los toros se les puedan dar más puyazos durante la lidia, engrandeciendo así un tercio, el de varas, que está en peligro de extinción. La nueva puya hace que los toreros puedan realizar más quites, ya que ahora con un solo puyazo o picotazo, es imposible y elimina de un plumazo uno de los momentos de más competencia del festejo taurino. Además, la nueva puya rompe menos a los animales, favoreciendo que estos lleguen con más gas al tercio de muleta, con más movilidad, y por tanto dándole alas a la emoción y más posibilidades al torero de triunfar y demostrar su valor y condiciones.

Así lo hizo Filiberto, que volvió a demostrar ante los Veraguas de Tomás Prieto de la Cal y su señora madre, la Marquesa de Seoane, que esta preparado para asumir retos importantes en su carrera, que está deseando demostrarlo en una plaza de toros para el disfrute de la afición y, como no, para impulsar su carrera. Los sueños se cuecen a fuego lento. Y parece que, para los toreros puros, ese tiempo se ralentiza un poco más. Pero cuando se abra la olla, el aroma del toreo hará flotar en la gloria a los aficionados.

@elmuletazo

Fotos: Ganadería Prieto de la Cal

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: