UNA INMENSA ALEGRÍA

El toro le sorprendió por la testa, donde guarda su mayor fortín. Todo aquel que se ha acercado a él, que ha conseguido abrir las puertas de su amistad y confianza, sabe el oro que guarda. Disfrutar de ese magisterio bañado en Cultura Clásica, en devoción cristiana, en amor por su tierra, en evangelio pepinista de rubio semblante, y en definitiva, de pureza y verdad, es todo un lujo.

Pero sin esperarlo, estuvimos a punto de quedarnos sin él. Un ictus en forma de burel de Fernando Peña por Aranjuez quiso arrebatárnoslo. Así, sin avisar, con una cornada interna seca. Pero no pudo con él.

Está forjado con la fuerza y valor de sus admirados toreros, por eso ha superado esa primera sensación de sentirse vencido, para después tomar el camino de la recuperación a base de confianza y fe en la reaparición.

Cehegín y su hospital de la Piedad se han convertido en el lugar donde el héroe se repone para volver a retomar la vida, porque aún le quedan por promulgar muchas enseñanzas y seguir sembrando la semilla de la sabiduría.

En el día mundial del Ictus, el maestro Marcial García nos ha llamado: “He subido sólo, andando desde el gimnasio”. Se nos han caído los lagrimones de alegría.

#FuerzaMarcial

Fran Pérez @frantrapiotoros