ANTONIO PUERTA SE PREPARA PARA EL ACONTECIMIENTO DE CEHEGÍN CON LAS RESES “PATASBLANCAS” DE CAÑÁ-HERMOSA JUNTO A MIGUEL TENDERO Y MARCOS LINARES

El diestro Antonio Puerta, protagonista de la primera corrida de toros que se celebrará en la Región de Murcia tras superar lo más duro de la pandemia del coronavirus, visitó el campo bravo jienense para prepararse para el acontecimiento que tendrá lugar el 27 de junio en Cehegín.

El murciano tentó en una de las ganaderías que guarda una de las joyas de la genética del ganado de lidia en las fincas “Cañá- Hermosa” en Santiago-Pontones y en “Cañada Incosa” en Linares. Allí la familia Blázquez cría a las únicas reses del encaste “Vega Villar” en Andalucía.

La ganadería de Cañá-Hermosa procede de la que formó D. Mariano Blázquez con reses de origen Parladé por la vía de Samuel Flores. Tras el fallecimiento de D. Mariano, su sobrino, D. Francisco Javier Blázquez tomó la decisión de eliminar el origen Parladé de la vacada y comenzar una nueva aventura ganadera con uno de los encastes más curiosos de la sangre bovina de lidia, la de los famosos “patasblancas”, con dos líneas, la de Justo Nieto, con reses de Encinas y Galache, y la de Barcial con reses de Cobaleda.

En el tentadero celebrado en la plaza de tientas de la finca linarense de “Caña Incosa” también tomaron parte el matador de toros albaceteño Miguel Tendero, que está apoderado por el matador de toros murciano Alfonso Romero, y el novillero sin picadores de la escuela taurina de Úbeda, Marcos Linares, la gran sorpresa de la pasada temporada.

Francisco Javier Blázquez echó seis vacas de interesantísimo juego, que demostraron su bravura en la cabalgadura dominada por el picador Juan Pablo Molina, que forma parte de la cuadrilla del matador de toros sevillano Juan Ortega, y en los chismes que le ofrecieron los dos matadores y el novillero participantes.

Antonio Puerta tuvo dos vacas luceras calceteras con los típicos pelos de esta procedencia que fueron encastadas, y como todo lo bravo, tuvieron dificultades. Antonio, que anda repleto de ánimo y ambición, les armó faena. Las hizo romper, que fueran hacía adelante a base de valor y templanza. Estuvo muy importante, sobre todo en su primera vaca toreando sobre la mano derecha sin ayuda. Con la segunda demostró madurez, cuajándola con tandas rotundas por ambos pitones, dando muestra de que a poco que le ayuden los toros de Cehegín pretende que sea una tarde para que quede en el recuerdo.

En la labor campera también se apreció el gran momento que atraviesa Miguel Tendero frente a una berrenda en negro, que fue brava y embistió con codicia a las telas del manchego. A segunda vaca, con los típicos rasgos de “patasblancas”, la entendió a la perfección estructurando una gran faena en la que el animal fue a más.

Al novillero Marcos Linares le tocó la vaca más complicada del tentadero con la que tan solo pudo demostrar valor. Con su segunda, buena esta vez, se quitó el disgusto del primer acto con una borrachera de toreo al natural.

Los banderilleros murcianos Antonio Cama y David Lorente auxiliaron a los matadores y al novillero en el tentadero en el que fueron espectadores de excepción el organizador del festejo de Cehegín, Pepe Muñoz de Maya, y el maestro Alfonso Romero.

@elmuletazo